Colombianos biodiversos por la vida

Comparte

Con festivales por los ríos, jornadas de limpieza, apoyo y unión no sólo entre los integrantes pero también con otros grupos, COBIDA lucha constantemente por la preservación de los derechos ambientales y humanos. Las aguas del rio no se detienen y tampoco lo hace el activismo ambiental. 

Mateo Polania es uno de los miembros activos de la fundación Colombianos biodiversos por la vida (COBIDA), una organización popular nacida en el 2015 que se dedica a realizar trabajo social y ambiental en el barrio Camilo Torres en la parte norte de la ciudad de Neiva y en los barrios La esperanza y Puertas del sol de la comuna seis, en este último barrio la fundación se ha articulado con el Comité de Mujeres, un grupo que desarrolla actividades para dignificar sus condiciones de vida y las de sus familias, en el siguiente vídeo podemos conocer un poco más a cerca de este comité.

Decididos a cambiar las situaciones que degradaban su calidad de vida, un grupo de jóvenes universitarios huilenses decidieron ponerse manos a la obra para generar propuestas alternativas, implementando la filosofía del buen vivir y de esta manera concebir una vida digna para sí mismos y sus comunidades. Con un aumento en sus integrantes, COBIDA considera que uno de sus mayores logros es contar con un grupo de gente unida y dedicada que esté dispuesta a invertir parte de su tiempo en las actividades que realizan.

Miembros de COBIDA durante la jornada de aseo y embellecimiento en el Guacacallo

Aunque han recibido apoyo de entidades como la secretaria de medio ambiente y la constructora Construespacios para desarrollar algunas de sus actividades, COBIDA se autofinancia por medio de actividades económicas como venta de postres, manillas, rifas tapazos y más, de esta manera ellos son capaces de llevar acabo el festival del rio (ya en su tercera versión), jornadas de limpieza y embellecimiento a la ciudad pintando murales en las ceibas.

Debido a las numerosas problemáticas que giran entorno al rio de las ceibas, este cuerpo de agua de tan gran importancia (es la fuente hídrica principal de la ciudad) ha sido victima de canalizaciones y exploraciones en la zona para encontrar petróleo; muchos han criticado las acciones de embellecimiento del grupo al considerarla una estrategia para desviar la atención de cómo las intervenciones que se le hacen al rio afectan a su flora y fauna, a los habitantes de los alrededores y los areneros, quienes ponen de si mismos día a día para trabajar en este y asegurar su sustento. Sin embargo, Polania asegura que están al tanto de estas problemáticas y sus efectos “el propósito de los murales no es darle vuelta al proyecto, eso seria imposible. Se hace para dar a conocer a las especies que habitan la cuenca y están siendo afectadas y también para promover a los talentosos artistas del municipio.”

Mural por la memoria y reconciliación realizado por COBIDA

Múltiples movilizaciones fueron necesarias para conseguir que se revocaran los permisos ya entregados para la exploración , de la mano de los ciudadanos y otros grupos ambientales como Guardianes del Yuma, Ríos Vivos y Curibano, apoyaron el proyecto de política publica de la cuenca alta del rio de las ceibas iniciado por la concejal y docente de biología, educación ambiental y derechos de la Universidad Surcolombiana Leyla Marleny Rincón.

El obstáculo mas grande para asociaciones como esta es enfrentarse a las lógicas capitalistas y destructivas del mundo en el que vivimos actualmente que siempre buscan favorecer a unos pocos sobre la mayoría, sin embargo esto no detiene ni desanima a estos grupos, quienes seguirán luchando por hacer valer sus derechos sin importar cuantas veces deban hacerlo.

Comparte