Educación ambiental, ¿una posible solución?

Comparte

Para hoy, expertos en temas ambientales, coinciden en reconocer la educación como lo más acertado para generar conciencia y provocar comportamientos responsables frente al manejo sostenible del ambiente. El gobierno colombiano no es ajeno a este reto. Desde mediados de la década de los noventa, la Política Nacional Ambiental ha incorporado un componente educativo que han desarrollado conjuntamente el Ministerio de Ambiente, Vivienda Y Desarrollo Territorial y el Ministerio de Educación, mediante la implementación de los Proyectos Ambientales Escolares.

En aras de ampliar la cobertura y mejorar la eficiencia del sector educativo y la calidad de la educación, el Ministerio de Ambiente y el Ministerio de Educación, el marco de sus Políticas de Calidad, vienen consolidando un proceso de mejoramiento permanente de los aprendizajes de los estudiantes. Han definido objetivos y estrategias para las competencias básicas, que los estudiantes deben desarrollar para transformar su entorno. Asimismo, se ha desarrollado el sistema de evaluación de estas competencias, y a partir de las evaluaciones se están impulsando Planes de Mejoramiento en todas las instituciones educativas. Es un ciclo de calidad que plantea el mejoramiento permanente de las instituciones.

El Proyecto Ambiental Escolar (PRAE), es una estrategia pedagógica que posibilita el estudio, facilita la comprensión de la problemática ambiental  y contribuye en la búsqueda de soluciones acordes con las realidades de cada región y municipio, en un contexto natural, social, cultural, político y económico. Los PRAE involucran a miembros de la comunidad educativa, instituciones del sector y organizaciones sociales, mediante la integración de conocimientos y experticias en torno a un objetivo: interpretar un problema ambiental concreto y actuar en pro de la solución, desde una gestión ambiental sostenible.

Luis Gilberto Murillo, ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, aduce que los procesos educativo-ambientales promueven la aplicación del conocimiento para la comprensión y transformación de las realidades de los estudiantes y contribuyen al fortalecimiento de las competencias científicas y ciudadanas, lo que favorece la pertinencia de los Proyectos Educativos Institucionales y, por ende, la calidad de la educación. Dice también, que la práctica, estudiantes, profesores, padres y madres de familia, comunidad, instituciones del sector y las ONG, entre otras, coordinan esfuerzos en el estudio y recuperación de cuencas hidrográficas, actividades agrícolas sostenibles, reforestación y manejo de bosques, conservación y uso sostenible de la biodiversidad, manejo integral de residuos sólidos, y otras labores que promueven los PRAE.

En la actualidad, el Ministerio de Educación Nacional acompaña la consolidación de 475 PRAE, en 14 de los departamentos del país; promueve estrategias de investigación para fortalecer, evaluar y garantizar la calidad de los proyectos y, con la red REDEPRAE, participa en la sistematización de las experiencias significativas, que se difunden y socializan.

Por otro lado, en el país, la Política Nacional de Educación Ambiental enseña resultados de integración entre distintos entes desde el Ministerio hasta las ONG, pasando por las Corporaciones Autónomas Regionales, y a diferentes niveles. Asimismo, es expresión de que continuidad y claridad en el objetivo producen resultados en materia de calidad, para el ambiente, para la educación y para el país.

Juan Camilo Cuellar Yanguas, licenciado en ciencias naturales, añade que la educación ambiental debe ser dada a los niños cuando están en edades tempranas y que además es responsabilidad de las instituciones el generar en sus estudiantes, una conciencia ambiental.

 

En la siguiente nota, puede verse un breve recorrido acerca de la educación ambiental en el país; estrategias y campañas, consecuencias de no hacer un uso adecuado de los recursos naturales y publicaciones del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF). 

Por último, Luis Ferney Tovar, ingeniero civil y profesor de medio ambiente de la Universidad Surcolombiana argumenta que la sostenibilidad de la política de educación ambiental se ha logrado gracias al acompañamiento por parte del Ministerio de Educación y del Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, a los equipos de trabajo interinstitucionales e intersectoriales, responsables de su adecuación y contextualización en los diferentes entes territoriales.

 

(video tomado de youtube)

Comparte