La Editorial de la Usco como difusora de conocimiento

Comparte

La Editorial de la Universidad Surcolombiana se viene enfrentando a varios desafíos, llevándola a diseñar nuevas estrategias para construir comunidad, teniendo como base la lectura.

Por: Neyder Adrian Muñoz Alvarez

En una sociedad tan diversa, tan cambiante y que actúa con otras lógicas, es común encontrar en el ambiente cuestionamientos sobre el funcionamiento de las cosas hoy, preguntas que nacen a raíz de las experiencias y actividades de las personas en la actualidad. Estos interrogantes también saltan a los libros y bibliotecas, a las lógicas actuales de lectura y a los hábitos de lectoescritura adoptados por los jóvenes y adultos para este momento.

En vista de esto y entendiendo hoy las diferentes experiencias de lectura, la Editorial de la Universidad Surcolombiana realiza en el marco de una feria del libro –en su segunda versión–, una serie de actividades y encuentros donde el principal objetivo, además de difundir el conocimiento y producción intelectual hecho por la misma universidad, fue preguntarse ¿Qué significa leer hoy?, pregunta que abarcó el tema central de la feria y sobre la cual giraron diferentes conversatorios y charlas.

La Editorial de la Universidad, es la instancia que se encarga de regular la producción en cuanto a escritos, libros, reseñas y monografías elaborados por administrativos, docentes y estudiantes de la institución, cumpliendo las veces de orientadora y correctora de los contenidos mencionados. En sus instalaciones ya se han realizado una producción de más de 6.000 ejemplares, los cuales son hechos mediante un arduo procedimiento y trabajo en conjunto, siguiendo protocolos y parámetros preestablecidos. Sus producciones circulan entre la comunidad educativa, escritos  que son distribuidos en colecciones, siendo los de  investigaciones en las ciencias exactas y los manuales de escritura en donde se encuentra uno de sus mayores fuertes.

Para el editor de esta entidad, Marco Ceballos, es claro que las experiencias con la lectura actualmente son muy diferentes, ya que “Operan otras lógicas y otras formas de lectura. Se lee en distintos formatos y escenarios, y la experiencia que se tiene con los libros hoy es totalmente diferente. Antes se tenía que acudir a las bibliotecas para leer, después se pasó a las fotocopias y ahora los libros y escritos se bajan de internet”. Es precisamente por esto, que cree necesario cuestionarse el por qué de estos cambios y de esta brecha generacional en cuanto a la construcción de bibliotecas y libros; de ahí el enfoque y ámbito de la feria del libro de la Universidad Surcolombiana.

Sin embargo, para el escritor y periodista cultural Marcos Fabián Herrera, la frase del famoso escritor y filósofo italiano Umberto Eco “un libro será tan necesario como una cuchara para comer”, denota un contexto mucho más amplio al respecto, pues “un libro o un escrito impreso aún se conserva como el principal instrumento o herramienta de propagación del saber. como el principal depositario de la sabiduría humana”, no en vano – y tras sus mutaciones a los diferentes formatos y formas – el libro constituye la principal forma civilizatoria y de conocimiento. Es por esto, que la responsabilidad y el desafío al que se ven enfrentadas las editoriales es bastante grande.

Retos para la Editorial Universidad Surcolombiana

En Colombia, según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística -Dane-, para el 2014 “el promedio de lectura es de 2 libros por persona de 12 años en adelante. Sin embargo, si se tiene en cuenta solo los habitantes que efectivamente leyeron en el último año este tipo de publicaciones, el dato asciende a 4.2 libros en promedio por persona”. Además, el promedio de bibliotecas por ciudadano también es baja, lo que podría potencializar el bajo nivel de lectura en el país.

Todo lo anterior supone para las editoriales –y en este caso específico para la Editorial Universidad Surcolombiana–, un reto grande, pues ante la necesidad de educar a un departamento y un país con niveles bajos de lectura, basados en otras dinámicas y formas a la hora de leer, se hace necesaria la construcción cultural a través del y con el libro, la creación de una comunidad que se relacione, cuestione y experimente socialmente a través del conocimiento y de la lectura como foco y principal herramienta.

“Es necesario pensar desde la institución cómo orientar nuestras acciones desde la Editorial para lograr este objetivo, pensar quién nos está leyendo, quiénes son nuestros lectores y de esta manera abrir un espacio de diálogo y de construcción cultural con el libro, los cuales casi no existen en la universidad y en la ciudad” anotó Ceballos. Además, y según lo planteado por la librera de esta misma editorial Yina Piragauta, “es fundamental que desde la editorial se empiece a visibilizar la producción, que por parte de todo la comunidad educativa se asuma esta labor que realizamos como algo importante, relevante y que por ende sea merecedora de muchas mas producciones. asi se ira generando y construyendo comunidad”. Con esto, se lograría cumplir con los objetivos propuestos por esta entidad, generar impacto en la construcción de conocimiento en la región.

Editorial Universidad Surcolombiana

Comparte