Educación Superior, factor clave en la implementación del Posacuerdo

Comparte

La educación superior viene apostándole al Posacuerdo, mediante programas se busca ofrecerle oportunidades en formación académica a los actores del conflicto armado.

Por: Claudia Dahiana Patiño

Colombia es un país que ha vivido el conflicto armado durante más de medio siglo, enfrentando impactos de violencia relevantes como la guerrilla, el narcotráfico, el paramilitarismo, las bacrim, las desapariciones forzadas, los falsos positivos, el estatuto de seguridad, tortura en las cárceles y demás factores que agravan la situación y dejan huellas en miles de colombianos. Todos estos tipos de violencia han ido evolucionado con el pasar del tiempo, y en medio de esa evolución, es importante observar cómo han cambiado sus dinámicas en la sociedad. Una de las confrontaciones que ha tendido varios procesos de negociación a lo largo de la historia, es con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo (FARC – EP) y el Gobierno nacional, donde ha dejado importantes lecciones y sirve de base para un nuevo intento hacia la construcción de paz.

En noviembre de 2012, el gobierno de Colombia y las FARC-EP iniciaron conversaciones de paz en La Habana (Cuba) sobre algunos factores como el narcotráfico, víctimas, desmovilizaciones y reintegración, pactando un acuerdo de negociación con 6 puntos claves que pasarían a su implementación y formalización, sin embargo al hacerlo público, se entró en discordia puesto que las FARC-EP consideraban vinculantes el preámbulo del acuerdo y el gobierno no, razón por la cual se continuo diseñando el mismo.

En el año 2016, después de cuatro años de iniciar con el proceso de paz, se establece el Acuerdo Final para la terminación del conflicto y la construcción de paz que busca acabar con las confrontaciones políticas, económicas, sociales y armadas, que luego fue renegociado para incluir propuestas de opositores al proceso de paz con esa insurgencia, permitiendo el avance en la construcción de paz y la implementación de los compromisos que este trae consigo por parte de los dos negociadores.

Alcanzar la paz no solo se restringe en conseguir acuerdos con las FARC. Hace falta afrontar múltiples desafíos a la implementación, siendo necesario plantearse ¿Cómo se va a involucrar la población civil en los procesos de posacuerdo y como se va a permitir la reintegración de los excombatientes en los diferentes ámbitos como la política, la salud, la economía y la educación? Actualmente ya se avanza en estos temas de reintegración, pues en lo político se ha permitido que las FARC participen como partido político, creando la  Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, buscando espacios de participación política, los cuales llegarán con propuestas alternativas al pueblo colombiano, quien finalmente decidirá su fuerza en este ámbito.

La importancia de la educación en el posacuerdo

Así mismo, algunos miembros de las FARC, los reintegrados a la sociedad civil, buscan espacios de participación en el ámbito educativo, con el fin de continuar sus estudios académicos que en algún momento fueron hechos a un lado por incursionar en las filas guerrilleras, y otros buscan continuar sus estudios universitarios para alcanzar un mejor nivel de vida tanto para ellos como para sus familias, y es ahí donde el Gobierno debe posibilitar políticas educativas flexibles, asequibles e inclusivas, posibilitando que estas personas se reincorporen a la vida civil y tengan una mejor calidad de vida con un panorama claro y seguro.

En este orden de ideas, la educación superior juega un papel fundamental dentro del posacuerdo, pues ella debe responder a las necesidades del contexto nacional y apostar a la construcción de paz por medio de sus tres principios misionales: la docencia, la investigación y la proyección social, lo cual debe ser un punto clave para dar oportunidades a los actores del conflicto en nuestro país, teniendo en cuenta la reconciliación, procesos de memoria, rescate de escenarios de participación y la incidencia del Acuerdo, donde la proyección social fortalezca la relación universidad – comunidad para que lo pactado no quede solo como un documento sino que sea algo más práctico.

En este sentido, la Universidad Surcolombiana ha impulsado dinámicas sociales para actores del conflicto que se reincorporen a la sociedad civil con actividades escolares, culturales y de emprendimiento, en diferentes proyectos que han sido aprobados por el acuerdo 052 de 2015, comprendido entre los años 2015 y 2024 del Plan de Desarrollo Institucional, donde se acoge al proceso de reintegración de los excombatientes, proponiendo desde su oferta académica diferentes maestrías que contribuyan a esta etapa de posacuerdo. Las maestrías son en Conflicto, Territorio y Cultura, en Educación para la Inclusión Educación y Cultura de paz.

Desde la labor de proyección social se propone el proyecto Surcopaz, que trabaja en el marco del proceso de reintegración de los excombatientes y de cómo la Universidad puede contribuir desde los cinco subsistemas que son, formación, investigación, proyección social, bienestar y administrativo para entender lo que está pasando y que los jóvenes estudiantes identifiquen su rol dentro de esta etapa histórica en la que se encuentra nuestro país.

Es así, como vemos la importancia que la Educación Pública Superior se involucre en el proceso de implementación de los posacuerdos y más aún nuestra Universidad Surcolombiana, por ser una de las universidades más relevantes en el sur de Colombia, pues históricamente ésta región, ha sido marcada por la violencia, siendo escenario estratégico para los actores armados, los cultivos ilícitos, grandes masacres y demás hitos en la historia del conflicto en nuestro país; además, es una oportunidad de compartir los saberes del alma mater con las comunidades, pensándose desde las necesidades que estas tienen entorno a su formación, donde se pueda llegar a diferentes sectores de la región, asistiéndoles a capacitaciones y orientaciones frente a temas específicos, lo cual responde al que hacer mismo de la universidad y es el de llegar a la región sur de Colombia, fortaleciendo de esta manera la formación, la investigación y la proyección social.

La educación en la implementacion del posacuerdo

Comparte