No deje que la obesidad le gane la batalla

Comparte

Entre la cotidianidad y actividades de las personas, la obesidad se abre paso y crece a pasos lentos pero seguros, ocasionando a su paso efectos directos para la salud y bienestar de quienes le permiten tener el control. 

Por: Neyder Adrian Muñoz Alvarez

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad y el sobrepeso se definen como la acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud,  – entendiendo esta primera como un estado más crónico y vulnerable, de origen multifactorial – ocasionando efectos directos en la estabilidad y  bienestar de las personas.

En los últimos años – y debido a la inactividad física y malos hábitos de salud y deportivos asumidos por las personas –, la obesidad y sobrepeso, las enfermedades en el sistema circulatorio y respiratorio, y los problemas en el corazón, se han convertido en el principal factor de muerte en el mundo, originando según la OMS el 54% de las defunciones para el año 2015. Esto constituye un riesgo latente para la cantidad de colombianos que padecen de sobrepeso u obesidad, haciéndoles un llamado de atención directo.

La situación para el país no es diferente, según el Ministerio de Salud, en su informe del Análisis de la Situación de la Salud (ASIS) Colombia, 2016, (ver informe, capitulo 2), para ese año las enfermedades en el sistema circulatorio ocasionaron el 30,08% de las defunciones, de las cuales un 49,30%  fueron por causa de enfermedades isquémicas del corazón, es decir, los desórdenes en el corazón; otro 23,47% respondieron a las enfermedades cerebrovasculares.

Sin embargo, las cifras anteriormente mencionadas pueden reducirse y controlarse si se logra que la actividad física se convierta en un hábito diario de los colombianos.

La actividad física 

Realizar actividad física implica ejercitar los músculos, el corazón y principalmente el cerebro, ya que al realizarse este tipo de actividades el cerebro libera unas sustancias llamadas endorfinas, las cuales ayudan a la activación de funciones vitales en el ser humano, tales como el aprendizaje, memoria y pensamiento rápido. Además, estas endorfinas ayudan a modular la euforia, el apetito y a liberar hormonas sexuales; mejoran la respuesta inmune e incrementan las sustancias gris en el cerebro, es decir, aumentan el flujo de neuronas en el cerebro de las personas.

Para José Bertil Rojas Valdez,  médico general “la actividad física puede ayudar a lo siguiente: primero en el control del peso, reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, reduce el riesgo de adquirir diabetes tipo 2 y síndrome metabólico, reduce el riesgo de cáncer, fortalece los músculos y los huesos, mejora la salud mental y el comportamiento, e incrementa la calidad de vida y longevidad de las personas”. Lo que se traduce como un bienestar directo en la salud y en la estabilidad anímica y emocional.

Lady Andrea Ortega, experta en acondicionamiento físico, explica que realizar actividad física además de traer beneficios a la salud, ayuda a mejorar el estado ánimo de las personas, afirma que, “cuando una persona decide entrenar o ejercitarse, decide de manera subordinada cambiar muchos aspectos y hábitos de su vida, lo cual le implica una exigencia mental y física que contribuye a la obtención de una mejor autoestima y calidad de vida. Por consiguiente un mejor estado de salud”. Es enfática en afirmar que el ejercicio debe ir de la mano con la alimentación, pues esta debe ser la base de todo lo demás.

En este sentido, la actividad física se convierte en  un factor de estabilidad y bienestar personal. Es por esta razón, que se hace necesario difundir y adelantar estrategias que potencialicen estos hábitos, que ayuden a las personas a generar un cambio en su cuerpo y mente, para que de esta manera se logre prevenir  enfermedades y complicaciones que pueden, en el peor de los casos, ocasionar su muerte.

En los últimos años, las redes sociales y plataformas digitales han jugado un papel fundamental en la cotidianidad de las personas, es por allí donde reciben un gran porcentaje de la información que consumen. Es por esta razón, que a través de estas redes se han creado y difundido estrategias informativas y de prevención frente a lo que supone el sobrepeso y la obesidad en una persona, aspectos que son relacionados a continuación:

Comparte