Contaminación del río Magdalena

Comparte

El río Magdalena considerado a nivel internacional como el río Interandino más largo de toda Sudamérica, con una longitud de 1.558 km y una superficie de 226.562 km², es considerada una de las principales arterias fluviales de Colombia pues abastecen de agua potable a once departamentos (Magdalena, Atlántico, Bolívar, Cesar, Antioquia, Santander, Boyacá, Cundinamarca, Caldas, Tolima, y Huila), sirviendo así tanto para el consumo humano como para la ganadería, agricultura, acuicultura, la industria, etc, contribuye a las dimensiones sociales, económicas y ambientales de cada lugar por el que este pasa. De acuerdo con cifras estimadas por la fundación alemana Friedrich-Ebert-Stiftung en Colombia (Fescol) y el Foro Nacional Ambiental, el 80% del PIB de la nación, el 70% de la energía hidráulica, el 95% de termoelectricidad, el 70% de la producción agrícola y el 50% de la pesca de agua dulce del país dependen del río Magdalena.

Para saber un poco más sobre el río Magdalena se puede visitar el portal de Tierra Colombiana,  en sus escritos Ríos más importantes de Colombia y Donde nace el río Magdalena.

Según el informe de la Procuraduría Delegada para asuntos Ambientales y Agrarios, titulado “Río Magdalena. Informe Social, Económico y Ambiental publicado en octubre del 2013, así mismo como la cuenca del río Magdalena ofrece tantos beneficios para la sociedad, esta sociedad se ha encargado de ir destruyéndolo, pues “los asentamientos humanos que se han establecido en el territorio y sus actividades productivas han causado un gran impacto ambiental sobre la cuenca, que se ha venido manifestando en la contaminación de aguas y suelos, disminución de la biodiversidad y los recursos forestales, entre otros” (Pág. 5)

En ese informe se analizó la dimensión social, económica y ambiental, en esta última se habla de que se debe priorizar la protección de zonas vulnerables a la contaminación, deforestación y degradación presente en la cuenca del río Magdalena, puesto que en esta área se agrupa una variedad de ecosistemas que a lo largo del tiempo han sido catalogados de gran importancia tanto para la conservación como para la investigación. (Pág. 58)

A lo que el Procurador Delegado para Asuntos Ambientales, Óscar Darío Amaya dijo el viernes 18 de octubre del 2013, según el periódico El Tiempo, en el artículo Sin freno, contaminación en las aguas del río Magdalena, es que “El Magdalena se ha convertido en un basurero, lo hemos herido de muerte”.

En gran parte la contaminación va a dar al río Magdalena debido a que varios departamentos no cuentan con una Planta de Tratamiento de Aguas Residuales, para así poder tratar las aguas negras, domésticas o los producidos por la agricultura, ganadería, etc. En Colombia los principales vertimientos de aguas residuales son provenientes del sector agrícola, estás son las que más aportan contaminantes y material orgánico. A este tipo de descargas les siguen las realizadas por los mayores centros urbanos como Bogotá, Cali, Medellín, Cartagena y Barranquilla, entre otros, y las descargas realizadas por el sector industrial, entre las que se destacan los productores de alimentos y de licores. (UNICEF titulado “III. El agua potable y el saneamiento básico en los planes desarrollo, Pág. 26)

El Gobierno de Colombia y Cormagdalena están en la implementación de un proyecto para el río Magdalena el cual lo convertirá en uno de los principales ejes turístico de la nación, pero este comenzara a funcionar en el 2024, con este proyecto se espera que el Estado brinde la atención necesaria para que surja el interés de mejorar el bienestar de esta fuente hídrica y buscar solucionas para que los contaminantes ya no vayan a dar al río.

Responsables de contaminación del río Magdalena

Situándonos en la ciudad de Nieva (Huila), donde las principales actividades económicas son la agricultura la cual se ha desarrollado y tecnificado en los últimos años, pues sus principales cultivos son café, algodón, arroz, fríjol, maíz mejorado, maíz tradicional, sorgo, cacao, caña panelera, plátano, yuca, iraca y tabaco. La ganadería ha alcanzado un desarrollo notable, sobre todo en el ganado vacuno. En la actividad minera se destaca la minería de oro, plata, caliza, mármol y cobre.

Toda la infraestructura de servicios en Neiva se ha visto fortalecida por explotación petrolera que comenzó en el año 1959. Allí también se encuentran fábricas de productos alimenticios, bebidas, jabones, cigarros y licores. La actividad industrial se desarrolla en la agroindustria, en manufacturas de producción artesanal, en la producción de alimentos y bebidas, y en la fabricación de carrocerías y metalmecánica. El comercio es muy activo debido a que Neiva es el eje de la economía de los departamentos del Huila, Caquetá y Putumayo. El Río Magdalena es la principal cuenca hídrica de la ciudad, que lo atraviesa de sur a norte. De las Cordilleras Central y Oriental descienden al Magdalena numerosos afluentes que tributan aguas al Magdalena, como Quebradas, El venado, Burisaco, El caimán, Arenoso, El aceite, Dindal y Guacirco (Estudio Perfil toxicológico de los sedimentos del Río Magdalena, de 2016, elaborado por Lesly Tejeda y Jesús Olivero, Pág. 49 y 50)

Esta región no cuenta con una PTAR, por lo que el Río es el principal receptor de todas las aguas negras sin recibir algún tipo de tratamiento.

Comparte