Desentrañar el conflicto a través de las cámaras

Comparte

“El propósito es que la sociedad se haga una idea de las dimensiones y las dinámicas del conflicto y desde esa misma óptica comenzar a construir salidas y soluciones (…) entre más se conozca del conflicto, más herramientas tiene la ciudadanía para resolver esa situación” afirma Fernando Charry, productor audiovisual, respecto al propósito de las y los creadores de contenido y las producciones que hablan sobre el conflicto armado en Colombia.

El cine contribuye con el entendimiento de vivencias en diversos contextos y construye la identidad cultural a través del registro de la realidad de un país. En Colombia , según  el trabajo investigativo “Representación del conflicto armado en el cine colombiano 2011-2016” de la Pontificia Universidad Javeriana, “el conflicto armado que se vive hace más de cinco décadas en el país se ha convertido en uno de los enfoques cinematográficos más conocidos, siendo desplazamientos, desapariciones, entre otros, los que ocupan parte del espacio en la pantalla grande colombiana.”

Detrás de cámaras del documental “La Negociación” de Margarita Martínez Foto: Semana.

Son muchas las producciones audiovisuales que han sido creadas en torno al conflicto armado en Colombia, entre las más conocidas: “El jardín de Amapolas” (2012), “FARC EP –  50 años en monte” (2012), Memoria de los silenciados: El baile rojo” (2003), “No hubo tiempo para la tristeza”(2013), “Los rostros de la memoria”(2015), “La Negociación” (2018) y  “Ciro y yo” (2018). Aunque hay una gran cantidad de producciones cinematográficas respecto al tema, muchas de ellas no tienen un gran eco en la esfera pública. Sin embargo, esto no ocurre por el hecho de que puedan llegar a ser “irrelevantes”. Todo lo contrario.

Fernando Charry González, con pregrado en realización en  Cine y Televisión y productor técnico en la serie temática para televisión “Memoria y Territorio en el Quimbo”, y otras producciones del Centro de Producción Audiovisual de la Facultad de ciencias Sociales y Humanas de la Universidad Surcolombiana, habló acerca del rol del productor audiovisual frente a las narrativas del conflicto del país y su mirada frente a las producciones que se han realizado sobre el tema.

El pasado 9 de febrero, día del periodista, en el Auditorio Olga Tony de la Universidad Surcolombiana el periodista William Parra, experto en temas de conflicto armado, contó historias insólitas de su carrera como periodista, habló sobre los conflictos que junto con un camarógrafo han cubierto, y presentó el documental “Para la guerra nada”  dirigido por él mismo.

El documental, que llevó más de cuatro años en ser grabado, se presentó por segunda vez al público – la primera fue en Bogotá-. Según Jessica Ferreira, estudiante de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad Surcolombiana y organizadora del evento en el que se presentó el documental, fue él mismo quien pidió el espacio para presentar la cinta en la Universidad, porque según ella, “El periodista (William Parra) entiende la importancia de la Universidad desde lo público y creo que va a ayudar muchísimo (el documental)  para la formación en cada asignatura, y que nosotros como periodistas en formación nos demos cuenta de tomarnos el papel en serio de periodistas”.

Siendo los colombianos el principal público al que va dirigido este tipo de producciones audiovisuales, es importante escuchar qué significa para ellos la visualización de estas narrativas sobre el conflicto armado en Colombia. Por eso, El Digital recorrió la Universidad Surcolombiana para conocer las percepciones de las personas respecto a la importancia de cintas que hablen sobre el tema.

Comparte