Drones: Un riesgo para la vida en zonas de conflicto

Comparte

La muerte de un grupo de topógrafos en el Cauca prendió las alarmas sobre el uso de drones en zonas de conflicto. El gobierno, quien en su estructura habla de la economía naranja, no muestra interés en su regulación

Hoy en día todos sabemos qué son los drones: Piezas controladas remotamente que sirven para tomar fotos, grabar, tomar planos de ingeniería, que dan una mirada desde la que el ojo humano no puede llegar; y  también, funcionan para el espionaje y la inteligencia bélica. Desde la segunda guerra mundial, los drones han sido herramientas de guerra de gran capacidad, por ejemplo, los nazis con sus “Goliath” y sus “V1” y “V2”, y el ejército estadounidense con sus GB”.  Maquinarias de gran capacidad que dado a la época en la que se crearon parecían inventos casi de otro mundo. Este progreso en la tecnología marcó un comienzo de un mundo tecnológico en el mundo de las naves no tripuladas. 

Estas ayudas tecnológicas también han estado presentes en la guerra contra el terrorismo en Colombia. Las “disidencias” de las  FARC-EP son uno de los grupos al margen de la ley, contra el que más se ha utilizado este avance tecnológico. Según pobladores de la zona de San Vicente Del Caguán (Caquetá), el 29 de agosto de 2019, el ejército seguía a varios guerrilleros que, se presumía eran niños que sobrevivieron al bombardeo que se desarrolló en ese lugar la noche anterior, con la ayuda de drones que facilitaron su localización, los encontraron y mataron. Dentro de toda la polémica que se desató por este bombardeo, que terminó por sacar de la bancada del gobierno al ministro de Defensa Guillermo Botero, varios grupos de investigación, como el de canal 1, se han dirigido a esta zona para reunir información sobre estos hechos. Esto se muestra que aun hay grupos residuales de las FARC-EP que se están tomando estas zonas y que están incumpliendo uno de los puntos del DIH que indica que los niños son totalmente neutros en los conflictos y no se pueden reclutar. 

Soldado lanzando DRON de reconocimiento. Fuente: https://americamilitar.com/

Sin embargo, el uso de drones  no es solo actual, según el documento “DRONES ARMADOS Y EL USO DE LA FUERZA LETAL: NUEVAS TECNOLOGIAS Y RETOS CONOCIDOS” de Rachel Simon Rushby, el ejército colombiano desde el año 2006 estaba utilizando drones de rastreo en conjunto con las fuerzas armadas estadounidenses en la lucha contra el narcotráfico y grupos armados ilegales. hay que aclarar que estas operaciones se hacían en territorio colombiano. En 2014 la Aerocivil incorporó al RAC (reglamento Aeronáutico de Colombia) la norma 04201 del 5 de febrero, que enfatizó en las diferencias fundamentales entre personas aficionados y expertos . Se diferencian en que el experto tiene unas horas de estudio calificadas, 20 horas, antes eran 40. los aficionados será exentos de esta; también radica que cada persona dueña de un dron lo deberá registrar ante la Aerocivil para poder volar legalmente, estos se clasificarán por peso. 

El uso de drones en zonas de conflicto puede significar poner en riesgo la vida,  como sucedió en Corinto Cauca, donde, según “red+ noticias”: “ingenieros asesinados había sido confundidos con hombres de inteligencia”  Este grupo de topografía adscrito a la FUNDACIÓN DESARROLLO DE LAS INGENIERÍAS Y CIENCIAS DE LA SALUD PARA LA PROYECCIÓN SOCIAL (FUNDISPROS) contaba con 4 personas: el ingeniero agrícola, egresado de la Universidad Nacional, Carlos Mauticio López , el estudiante de ingeniería industrial en la Corporación Universitaria del Huila CORHUILA, Diego Alejandro Cerquera Picón,  quien estaba próximo a graduarse, Diego Hernán Rodríguez Torres, oriundo de Miranda, Cauca, suboficial retirado de la Armada que trabajaba como contratista por más de 20 años, y el conductor Roosevelt Saavedra quien era amigo del primer ingeniero mencionado. Según este medio, los hombres estaban haciendo trabajos de topografía, con la ayuda de un dron, cuando fueron arremetidos por miembros de las disidencias “Dagoberto Ramos” que tenía cultivos ilícitos aledaños a esta zona. Además, la presencia del ex sub-oficial, que era parte de este grupo, agravó las sospechas de los ilícitos. 

Teniendo en cuenta estos sucesos, pongo en consenso el saber si se debe articular una ley que proteja las personas que utilicen los drones en zonas de conflicto, en este caso las zonas más golpeadas del Cauca. No se debe olvidar el resto del país, la ley deberá ser tomada en todas las zonas en las que aún se registre este flagelo.  Se debe proteger a las personas civiles que estén haciendo trabajos varios que impliquen salir a zonas rurales. Sin embargo, según la periodista de tecnología de “EL colombiano” Laura Tamayo: “la regulación siempre llega de forma tardía. La tecnología avanza más rápido que el gobierno, ya que si se crea una ley, cuando esta salga a regir ya estará obsoleta por el rápido avance de esta. Aunque esta industria está en gran crecimiento, el gobierno Colombiano no muestra una voluntad de regularles, aunque el caballito de Troya  de este, es la economía naranja, actualmente no hay una visión de ellos sobre esta”. En el siguiente audio escucharemos a la periodista Tamayo hablar sobre el tema.

Se buscó contactar al Ejercito Nacional sede Neiva, sin embargo pese a los intentos de contacto vía telefónica no hubo respuesta. De igual forma se trató de contactar con  la Fundación con la cual el grupo de ingenieros antes mencionado estaba adscrita trabajando, pero por vía telefónica no hay respuesta y se buscó las oficinas y aparecen en una zona donde actualmente se está haciendo una construcción.

Fuente: Google maps.  

La muerte de este grupo puede ser la primera de su tipo. Ahora la labor está en el gobierno, de garantizar la seguridad de nuestros profesionales y personas civiles. La lucha contra el narcotráfico de nuestro gobierno no  está dando resultados: Los indígenas del Cauca está siendo amenazados por el cartel de Sinaloa, los cultivos ilícitos siguen creciendo, en este caso la hoja de coca en el departamento del Cauca. ¿Hasta cuando nuestro Presidente se enterará que no estamos en Suiza si no en Colombia?

 

*Foto principal. Fuente: Dominique Faget / AFP

Comparte