El arte y la danza, promotor de espacios culturales en Timaná, Huila

Comparte

Los niños y jóvenes del municipio que se unen a iniciativas de procesos culturales fortalecen su aprendizaje  y se instruyen en la cultura de la región.

En medio de la pandemia del Covid-19, los grupos artísticos y culturales que se desarrollan en el municipio de Timaná, como el teatro y la danza, le siguen apostando a cambiar las realidades de los niños y jóvenes habitantes del mismo, porque son conscientes que promover las costumbres y tradiciones de la región y del país son aspectos fundamentales y primordiales en el desarrollo intelectual de los menores. Además, contribuyen a que niños y jóvenes se conviertan en ciudadanos que puedan aportar a mejorar la cultura del Municipio.

Es así, como nace desde hace más de 8 años la Escuela Infantil de Teatro “Realidad e Ilusiones”, a cargo de la profesora Sandra Artuanduaga quien se ha dedicado a enseñar el arte del teatro, realizando sus clases,  y demás actividades, en el patio de su casa, con la misión de lograr que quienes participen de estos espacios se conviertan en personas más alegres, espontáneas, diligentes y desarrollen sus talentos, porque como dice el poeta y escritor Huilense  Álvaro Gasca, “la gente que va al teatro es la más inteligente del mundo”; y así lo cree la docente Sandra, por eso a pesar de las adversidades del contexto actual aún sigue firme en su objetivo y espera que pueda desempeñarlo por mucho tiempo más.  

El Teatro Infantil tiene múltiples beneficios para el desarrollo de un niño, independientemente de si desea convertirse en artista, o por el contrario tiene cualidades innatas para ello y quiere fortalecerlas, el teatro ofrece a los niños la posibilidad de divertirse, inventar e interpretar historias y hacer amigos a través de juegos y actividades en grupo o individuales; también ayuda a desarrollar una mejor expresión verbal y corporal, a la vez que estimulan su capacidad de memoria, su agilidad mental y mejoran su dicción. En entrevista con El Digital, la profesora Sandra, nos cuenta su experiencia en la labor

Para Sergio Guevara joven que participó durante varios años del grupo de teatro, cree que hace falta mejorar diferentes aspectos del mismo, como por ejemplo que se logren articular más espacios colaborativos entre la comunidad, de participación en la cual estén involucrados los habitantes del municipio y de materiales que pueden ser utilizados durante las jornadas de aprendizaje tales como vestuario, instrumentos musicales, y sobre todo un lugar mas amplio y adecuado para el desarrollo de las actividades culturales donde se puedan integrar todos de una manera armoniosa, lo conlleva a que la escuela de teatro se deba institucionalizar con el fin de obtener apoyo de los entes estatales.

Para la señora Cristina Mota madre de una de las menores que asiste a la escuela de teatro infantil realidad e ilusiones, han sido muchas las facilidades que se le han presentado tanto para ella como para su hija, pues en tiempos de pandemia ha sido de gran ayuda, porque su hija ha podido salir del hogar a distraerse, y que mejor que aprendiendo a interactuar se con los demás niños y jóvenes que asisten al grupo, también le ha servido para que su hija sea mas expresiva, menos tímida y mejoro la comunicación entre madre e hija. Cristina considera que al grupo de teatro le hace falta abrir mas espacios de participación y visualización de las muestras culturales que ellos han creado, pues cree que fomentara el reconocimiento de lo que se realiza en el grupo y fortalecerá en sentido de pertenencia de los integrantes de la escuela.

Por otra parte, Jose Fredy Silva, psicólogo de profesión e instructor de danza por pasión, lleva alrededor de 12 años instruyendo a los jóvenes timanenses en la apreciación de bailes propios de la Región y del País, por ello, el amor por su labor y reconociendo la necesidad de espacios culturales en el municipio lo llevaron a conformar su propia escuela de danzas, hace poco más de un año, la  Escuela Artística y Cultural “Baconga” Bailando con Ganas, conformada por 12 integrantes, se enfoca en enseñar a los jóvenes el folclor del país y del departamento del Huila; además, incorpora ritmos latinos, enriqueciendo mucho más los conocimientos de los jóvenes que hacen parte de esta escuela.

Estos escenarios de participación se dan gracias a la iniciativa propia de Sandra y José Fredy, quienes desde sus propios recursos, con ayuda de algunos amigos, padres y de la comunidad, impulsan y promueven la cultura en el municipio, logrando que niños y jóvenes tengan una sana convivencia, mejoren sus capacidades sociales, tengan una mejor autoestima, se diviertan y aprendan conocimientos ancestrales de los mitos y leyendas de la región y del país, porque cada vez que deben interpretar un baile, conocen su historia, cuál es el significado de dicho baile y su importancia dentro del lugar donde se origina, para de esta manera transmitir mediante su representación coreográfica aquello que aprendieron en la teoría, además desarrollan y expresan sus habilidades y talentos que en muchas ocasiones están oculto, José Fredy habla de los beneficios de practicar danza

Zamantha Ceron integrante del grupo de danza considera que su participación en el grupo la ha fortalecido en el desarrollo de habilidades como el conocimiento y control de su cuerpo, en el movimiento y expresión del mismo, en el pensamiento, en la atención, la memoria, a tener liderazgo, a una buena observación, cuyas habilidades han sido desarrolladas y puestas en practica en las actividades que realiza en el grupo; por otro lado, cree que a nivel personal le hace falta tener un poco más de dedicación, disciplina, esfuerzo, perseverancia y puntualmente creer en ella misma, lo que ha superado y todo lo que puede alcanzar, y a nivel grupal expresa que hace falta, más unión, comunicación, disciplina, seriedad y esfuerzo de parte de algunos de sus colegas.

Jóvenes y niños integrantes de las escuelas de formación artística y cultural

Aunque Sandra y José Fredy realizan su misión de promotores de la cultura en el Municipio y en ocasiones logrando la participación en algunos eventos regionales por su gestión y compromiso con sus respectivos grupos, sin ningún interés más allá de la satisfacción de contribuir en la formación cultural y personal de los menores, son testigos vivenciales que desde las organizaciones municipales y departamentales se apoye, fortalezca, y se refleje un compromiso real desde la institucionalidad para con los grupos culturales. En la comunidad en general recae la responsabilidad de incentivar a que los menores sigan participando de estos espacios, pues lastimosamente la labor desempeñada por ambos gestores no es reconocida y sostienen estas escuelas de formación artística y cultural desde sus propios recursos lo cual hace que el progreso de estas iniciativas se pueda ver estancado.

Con ánimos de saber el porque los entes institucionales encargados de estos espacios culturales no ejerce su labor para apoyar estas iniciativas, intentamos comunicarnos con algún funcionario encargado por parte de la administración municipal para que nos respondiera sobre el olvido en el que están los espacios culturales fomentados por Sandra, José Fredy y otras personas del municipio, pero no hubo respuesta de su parte, se realizó la respectiva indagación en los portales web de la alcaldía municipal de Timaná y no se encontró información relevante al respecto. 

Comparte