El Roller Skating, un curioso estilo de patinaje en Neiva

Comparte

Un deporte que es más que un pasatiempo da libertad y fuerza, que se implementa como un estilo de vida dentro de una buena convivencia, marcando nuevas inclusiones de género en el deporte del patinaje en la ciudad de Neiva.

La historia del patín de rueda tradicional data en 1760, época en la que fue patentado por Jhon Joseph Merín, quien se referenció del patín usado para el hielo y esta vez en lugar de tener una cuchilla, tenía ruedas que permitían el desplazamiento sobre superficies firmes. En su evolución, nacen los patines tradicionales conocidos como “Quad” o “Patín clásico”, que se compone de cuatro ruedas sujetas por dos ejes móviles, lo que permite tener mayor movimiento y facilidad de girar.

En el 2020, en el momento en que el mundo atraviesa cambios generados por la crisis sanitaria provocada por la pandemia del Covid-19, en el que, por un largo periodo las personas debieron cambiar ciertas dinámicas sociales, aparece en Neiva, las primeras chicas en conformar un grupo que hace uso de patines de cuatro ruedas que se adaptan a su zapatos, convirtiéndolos en Zapatines, zapatos con ruedas; este grupo de mujeres no se representan con un nombre especifico por el momento, pero ya logran distinguirse entre la comunidad como las “Chicas Roller” o las “Chicas del Patín”, un estilo curioso y diferente que les permite tener mayor movimiento y facilidad a la hora de hacer trucos en los skatepark, los cuales son parques diseñados principalmente para patinar con propósitos recreativos o en los  denominados spots de las calles, que son escenarios pertenecientes al espacio publico, que se convierten en el lugar ideal para hacer saltos y maniobras. 

Este ejemplar de patín es similar al que se usa en el patinaje artístico, Derby y hockey, sin embargo, su divergencia se da en la práctica del deporte en otros escenarios como es la calle (Street) y los Skatepark los cuales cuentan con un diseño de una piscina adaptado al deporte conocido como Bowl, estos últimos cuentan con estructuras diseñadas para deportes tales como el Skateboarding y BMX; de allí se da una modalidad del Rollin Skating, patinaje sobre ruedas en español, distinguida como Quad Skate, patín de cuatro ruedas, una práctica de estilo libre considerada como patinaje agresivo formando parte de las disciplinas que se categorizan como deporte extremo, las cuales podemos ver en competencia en los famosos juegos XGAMES, los cuales se enfocan en deportes extremos dado a las maniobras y trucos que el cuerpo explora convirtiéndolo en todo un acto artístico.

Roller Skating Neiva.

En Colombia el patinaje ha sido reconocido por su participación en los Juegos Olímpicos, en las modalidades de velocidad y patinaje artístico; sin embargo, hay otras categorías que cuentan con comités o delegaciones pertenecientes a la Federación Nacional de Patinaje (FEDEPATIN), el cual es un organismo deportivo de derecho privado, sin animo de lucro, que apoya a organizaciones o colectivos de interés publico y social en dirección con el patinaje.

FEDEPATIN abarca entre sus disciplinas el Patinaje en Línea de Estilo Libre (FreeStyle) dando la posibilidad de tener mas apoyo es sus competencias, tanto así que aquellas modalidades que aún no se toman en cuenta por no cumplir con ciertas resoluciones, se abren a la comunidad, en procesos y proyección de estilo de vida con dinámicas sociales, fomentando valores de hermandad, tolerancia, respeto, y muchos más. La trascendencia que marca este tipo de deporte, gira en torno a generar inclusión tanto en hombres como en mujeres y en el manejo de los espacios que tiene la comunidad, no desde una apropiación de poder en el territorio, sino desde la función de hacer uso correcto de dichos espacios proporcionados para estas prácticas, sin limitar al género o al estilo del deporte.

En el ejercicio de incentivar una practica libre, que no tuviese contacto intenso con otros, el “Zapatín” llamo la atención de las primeras aventureras innatas del deporte en la ciudad, proporcionándoles un ejercicio que demanda su perseverancia y entrega. Para inicios del 2021, el pequeño grupo de chicas, conformado por Maria Paula, Norma y Valentina, contaron con la presencia de Karol Vargas, joven oriunda de Neiva, pero que reside en Bogotá, y es quien nos ha contado su experiencia con el “Quad Skate” entre estas dos ciudades,

 
En el momento, se ha empezado a ver la presencia de las chicas como Roller Skating pertenecientes al Skatepark de Neiva, y ha sido una iniciativa que en el día a día genera inclusión de género, pues es un espacio que se remonta en su mayoría a ser usado por hombres, por ser deportes extremos y de alto riesgo; sin embargo, el progreso de las “Roller” de Neiva, ha hecho que sus compañeros de otras modalidades, las motiven y alienten en su práctica, desde la admiración del ser mujeres con iniciativa en este tipo de destreza social, permitiendo ver que la tolerancia, el respeto y la hermandad son valores que se fundamentan en aquellos deportes que se conciben en un estilo de vida.

Recientemente, el grupo aumento de tamaño, incluyendo a otra chica proveniente de Bogotá, Milu Guevara, quien se desempeña como “Roller Blading”, es decir patinaje en línea, en un estilo de Street y Bowl y con un formato de patín diferente, pero que ha aportado grandes conocimientos a las nuevas chicas del Quad, lo que ha permitido que en poco tiempo el nivel de María, Norma y Valentina sea avanzado a comparación de unos meses atrás. Este equipo de “Roller Skating”, se ha llenado de experiencias en tan poco tiempo que Milu, Norma y Maria Paula, nos mostraron un poco de lo que han conseguido en este corto tiempo, como deportistas, compañeras y amigas en la sinergia con el deporte.

El Skatepark de Neiva ha sido un espacio de divergencia de varios deportes extremos pero los más explícitos en usar el espacio han sido los deportistas del BMX y Skate, donde pocas veces vemos la participación de alguna chica entorno a la competencia o liderazgo dentro del ámbito social y deportivo. Al observarse la inmersión de las Roller con esta nueva modalidad de patinaje de ruedas, se evidencia que las dinámicas sociales reflejan el cambio en las nuevas generaciones, pues se ha pasado de un escenario de rivalidad por el espacio, a un entorno de convivencia de personas que se respetan y admiran en el progreso de los demás; Andrés Kala es un Skater de Neiva que lleva más de 7 años en su practica y en el uso del parque, es uno de aquellos jóvenes que resalta el progreso de las chicas en su aprendizaje con los patines, “Es muy común ver a los hombres patinando, aquí somos mucho parche hombres, sin embargo tenemos amigas que practican también Skate. lo curioso fue ver de un momento a otro a estas chicas, como se abren un espacio entre la velocidad de los que llevamos años en el deporte con el ritmo de su aprendizaje, y cabe resaltar que en poco tiempo han progresado mucho, las vemos como entre ellas se ayudan y motivan para seguir, son un ejemplo de constancia.”

Los procesos que se perciben en el skatepark son de alto interés en la sociedad, puesto que es un espacio donde no solo se integran dinámicas deportivas, sino formas y modos de vida, que marcan las tendencias y nuevas percepciones de los jóvenes y el desarrollo cultural de la misma, por ende, no se desconoce que para estos tiempos la mujer ha sobresalido en distintos ámbitos donde se le tenia apartada por diversos constructos sociales, y ahora lo podemos destacar en el proceso y desarrollo de las destreza juveniles que se diferencia con el paso del tiempo y donde se logra ver aquellos cambios generacionales que hacen de lo público un escenario de divergencia social y de género, donde cada uno toma su propia concepción de territorio desde su modo de vida personal y social.

Comparte