Alex Maldonado y su vocación con el trompo como juego y deporte en Colombia

Comparte

El trompo ha sido uno de los juguetes y juegos que con el pasar del tiempo, ha logrado adentrarse en el mundo del deporte y la competición, sin embargo, esto no ha sido suficiente. Personas como Alex Maldonado, trabajan en pro de no dejar morir el trompo y todo lo que ha significado para Colombia. 

El trompo o peonza es un juguete que siempre ha tenido una forma muy peculiar, un trozo de madera en forma de cono, atravesado por un apunta metálica o “herrón”, y que con el tiempo se ha llegado a hacer de otros materiales derivados del plástico y demás. Aunque si bien es un objeto que tiene más relación con generaciones de los años 2000 hacia atrás, hoy en día este se resiste a desaparecer, a pesar de la tecnología constante que rodea a todo el mundo con énfasis en las generaciones más jóvenes. El trompo, es un elemento que en Colombia se ha mantenido vigente, incluso llegando a consolidarse como objeto de torneos y competiciones en categorías infantiles, juveniles y adultas en el país; de igual manera, se han consolidado fundaciones y empresas que tienen como razón social, el seguir salvando este legado del trompo que se ha llevado de generación en generación en el País. Un ejemplo de lo mencionado anteriormente, es la empresa Tromposhow, la cual está a cargo del boyacense Alex Maldonado.

Alex Maldonado Martínez, tiene 44 años, desde los 6 practica su destreza con el trompo por influencia de un tío suyo cuando vivía en el municipio de Pesca (Boyacá), quien le enseñó cómo lanzar el trompo. Alex, cuenta que durante su infancia lo que solía hacer, era jugar en la calle con sus amigos de la cuadra, puesto que no había abundancia de dispositivos electrónicos ni influencia de internet; sus pasatiempos eran, jugar en la calle los juegos clásicos que muchos conocemos, como las escondidas, jugar bola o canicas (como se le conoce en México), a la lleva, y demás juegos de antaño, que si bien muchos recordamos haber jugado en algún momento, y que se siguen manteniendo hasta hoy en día, aunque quizás ya no con tanta intensidad que antes. Alex cuenta que llevaba sus trompos a todos lados, e incluso recuerda que ya estando en el colegio, algunos profesores llegaron a quitárselos, por usarlos en momentos y lugares no indicados.

Alex afirma que su pasión por el trompo se fortalece aún más en el momento en que ve por televisión, un comercial de la marca de lácteos colombiana Alpina, donde se mostraba una jugada llamada “El Ascensor”, la cual presentaba un trompo llamado “bolotrompo”, y aunque él quería mucho este juguete, decía que era muy costoso y que sus papás no podían costeárselo; aún así, Alex seguía muy entusiasmado, todo esto lo motivó a inscribirse en un concurso Nacional de trompo que se realizaba en Sogamoso (Boyacá), en la sección infantil, donde resultó campeón a los 10 años de edad. A partir de este punto, Alex siguió participando en más torneos, pasando por competencias juveniles donde tampoco le fue mal, y finalmente llegó a codearse con los profesionales, logrando  ser cuatro veces campeón nacional de trompo, participando por primera vez de manera profesional a sus 18 años, hasta en el último en el que participó, siendo campeón nacional por última vez a los 18 años.

Estas vivencias, hicieron que en  Alex naciera una nueva vocación, la divulgación del trompo como potencial juego y deporte que debería seguir vigente para las nuevas generaciones. Es de aquí, que nace la idea de crear “Tromposhow”, una empresa dedicada a la divulgación del trompo como juego y deporte tradicional en Colombia; a día de hoy, la empresa cuenta con mas de 400 presentaciones en todo el país, en departamentos como Casanare, buena parte de Boyacá, Cundinamarca y el Meta, y por más de 200 municipios. Aunque Alex menciona que su trabajo con “Tromposhow” se vio interrumpido durante unos 3 años debido a distintas operaciones relacionadas con tumores cancerígenos, hoy, con las dificultades ya superadas y a la espera de que la coyuntura COVID-19 brinde un mejor panorama, desea retornar con el trabajo que se había estado realizando en “Tromposhow”.

Alex Maldonado, menciona que el objetivo siempre dentro de sus presentaciones, es integrar a las personas y a los jóvenes, con el trompo y todo lo que este significa, mostrar lo divertido que puede llegar a ser, las destrezas que se pueden llegar a desarrollar a partir de esta práctica, y así mismo, demostrar que existen más alternativas que un teléfono móvil o en un videojuego, que puede ser igual o más divertido salir a la calle y la actividad física al levantarse del sofá. El reto siempre es mostrarles cómo funciona y enamorarles de esta actividad, así como lo dice su eslogan “Más deporte y tiempo de calidad, menos tecnología”. Así mismo, Maldonado dice que desea instituir al departamento de Boyacá como la capital mundial del trompo, dejando esto como legado para el Departamento y la gente con la que creció, además de crear el trompo más grande del mundo, que mide unos 4 metros de largo. A esto, Alex comentó, que también se realizan actividades con otros tipos de juegos como carreras de encostalados, el oficio de las hilanderas, correteo de cerdo engrasado para niños, entre otras más.

Misael Villamarín, es un carpintero boyacense que lleva en este oficio desde hace unos 45 años, don Misael se gana la vida haciendo puertas, ventanas, comedores y prácticamente cualquier cosa que se pueda hacer con madera. Gracias al interés de Alex por empezar a producir trompos, es que se conoce con don Misael para pedirle la fabricación de algunos trompos, para el momento en el que Alex participaría en el concurso de “Colombia tiene talento”. Así mismo, el carpintero conoce a Alex como ese promotor de deportes y juegos autóctonos. Misael dice que se ha logrado junto a Alex establecer un negocio de venta de trompos, pues él los fabrica para que posteriormente Alex los pueda probar y puedan salir a la venta de forma artesanal. Además, también ha construido para Alex artefactos como las pirinolas y baúles para trompos.

Gracias a un podcast producido por Radiónica, en donde se habla sobre el colombiano Braian Felipe Gaspar, podemos aprender más acerca del trompo, como que tiene un alcance global, tanto así que posee una competición a este nivel, la cual se realiza en distintas partes del mundo, aunque por la coyuntura COVID-19 se ha decidido llevarse a cabo de forma virtual, así mismo en Colombia, con bastante énfasis en el departamento de Boyacá, se llevan a cabo torneos, tanto a nivel regional como nacional, como en los que participó Alex Maldonado en el pasado. Así mismo, en una investigación de la Universidad Libre de Bogotá llamada Propuesta Didáctica Basada En Los Juegos Tradicionales Para Fortalecer Las Habilidades Sociales De Los Estudiantes De Grado Tercero Del Colegio Universidad Libre En La Clase De Educación Físicase trata el tema del trompo al igual que otros juegos tradicionales, que también poseen capacidad de convertirse en deporte de competición, como factores para trabajar la habilidad de pensamiento y el razonar desde lo social, partiendo de lo individual a lo colectivo, trabajar el ser integral y la competitividad sana, los valores y la moral con el quehacer.

Es importante resaltar aquellos procesos que de alguna u otra manera, ayudan a mantener vigente distintas prácticas, distintos juegos y deportes que representan una identidad cultural alrededor de estos. Así mismo, cómo se convierten en vías de escape o catarsis para distintos jóvenes, que desean liberarse de esas situaciones que se puede presentar dentro de su cotidianidad, jóvenes que pueden encontrar en el trompo un pasatiempo en una primera estancia, pero que más adelante podría llegar a ser parte de su profesión o su vocación, tal como ha pasado con Alex Maldonado, quién desde los 6 años aprendió a jugar trompo, y ahora se dedica a expandir esto como juego y como deporte competitivo a nivel Nacional.

Actividades de eventos realizados por Tromposhow

Comparte