Fuertes lluvias generan estragos en zonas rurales en el departamento del Putumayo

Comparte

Los campesinos que viven a la rivera del río San  Miguel, están fuertemente afectados por las inundaciones y desbordamientos provocados por  las fuertes lluvias que se están presentando en la región.

Debido a las fuertes  lluvias, muchos habitantes de zonas rurales en el Putumayo temen por su seguridad física y financiera, según informes del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM), “Abundantes lluvias, acompañadas de tormentas eléctricas ocasionales, se han registrado durante la mañana de hoy en sectores de Chocó, Meta, Caquetá y Putumayo. Predominan condiciones secas en las regiones Caribe y Orinoquia.”, lo confirmo le IDEAM . Por lo tanto, es importante que la comunidad  esté alerta para  tomar medidas preventivas.

El municipio de San Miguel (Putumayo) no ha sido ajeno a estas  torrenciales lluvias que han ocasionado  el  desbordamiento del Río San Miguel, donde resultaron afectadas varias veredas ubicadas a la rivera del río, como : Tres Islas, San Lorenzo, El Ventano, entre otras.

Así lo confirma a El Digital una habitante damnificada en la zona:

 

 

Los desastres que dejaron las inundaciones fueron devastadores para los habitantes de estas comunidades; ya que, como  lo menciona  Alejandra Tonguino, a estas personas les toca volver a empezar de cero, muchas familias se quedaron sin hogar, otras tuvieron que desplazarse a otras zonas por los deslizamientos de tierras; además, muchas hectáreas de cultivos agrícolas fueron arrasados por el río, dejando a los habitantes sin su sustento diario. 

De igual manera, líderes de las veredas nos comentan la difícil situación que viven actualmente,

Líderes como Alba López y Jesús Arbey manifestaron que a pesar de no recibir ayudas por parte del Gobierno o de alguna organización benéfica, seguirán en la lucha y resistencia de llevar su vida adelante, confrontando las adversidades que les pueda ocasionar el Río. Además, teniendo en cuenta que los habitantes viven en un sector de alto riesgo, manifiestan no tener a dónde más acudir y tampoco desean abandonar su territorio, como buenos campesinos utilizan el dicho, “Aquí nací, crecí y aquí he de morir”.

Inundaciones y desbordamientos del rio san Miguel

De acuerdo a la comunidad, los daños provocados por la ola invernal y el desbordamiento del río San Miguel, ha hecho que los habitantes vean la necesidad de crear nuevas alternativas de comunicación entre ellos, para así afrontar  estas emergencias que cada rato los perjudica y mitigar las grandes pérdidas que sufren tanto económicas como emocionales.

Esta situación, refleja no solo la falta de la presencia estatal, sino también, las carencias en capacitaciones y acuerdos con la comunidad para que se puedan proteger de estas problemáticas y no pierdan las pertenencias  que con tanto esfuerzo lo han conseguido.

Así mismo,  es importante aclarar que es una realidad que viven muchos colombianos, como lo afirma la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres UNGRD que   “Desde el 1° de marzo se han registrado un total de 318 eventos, en 193 municipios y 20 departamentos; con una afectación de 3.451 familias, 45 personas fallecidas, 23 heridos, 3 desaparecidos, 2.382 viviendas averiadas y 30 viviendas destruidas” donde hacen un llamado a las autoridades , entes territoriales como el SNGRD y la comunidad en general, a mantenerse al tanto de las alertas hidrometeorológicas emitidas por el IDEAM.

Para que así estas familias no tengan que salir de sus hogares ya que muchas veces son destruidos por las inundaciones y  se quedan a la espera de recibir apoyos psicosociales, económico, sociales y sostenimiento  los cuales nunca llegan a los territorios.

 

 

Comparte