Glifosato, herbicida que genera discrepancia

Comparte

Estados Unidos, ratificó su apoyo y certificó a Colombia, en su política de lucha antidrogas en lo transcurrido del año 2020. Sugirió, la reactivación de la aspersión área con Glifosato a los cultivos ilícitos, como estrategia, para cumplir la meta que se propuso el gobierno de Iván Duque, de reducir en un 50% los cultivos ilícitos.

Por medio del Secretario de Estado de EE. UU Antony Blinken, se anunció la certificación de parte de este país, a Colombia, en su lucha contra las drogas el pasado 04 de marzo del 2021. Esto, por los buenos resultados que tuvo nuestro país en el año 2020, en su desarrollo de políticas antidrogas. En el documento, se estipula la meta propuesta por el gobierno de Iván Duque, de reducir los cultivos en un 50% antes de finales del año 2023; “es decir, lograr que las hectáreas no pasen de 100 mil y que la producción de cocaína esté por debajo de las 450 toneladas”. Pero, para lograrlo, se sugiere una estrategia integrada de erradicación que incluye la aspersión área con Glifosato.

Cabe resaltar que las aspersiones con Glifosato se detuvieron por orden de la Corte Constitucional por los peligros ambientales y de salud ocasionados, según Sentencia T-236 del año 2017. No obstante, el gobierno de Iván Duque, ve en la aspersión viabilidad para erradicar los cultivos de uso ilícito. A partir de esto, se han generado opiniones divididas sobre reactivar o no, las aspersiones.

Por una parte, la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) por medio de la Resolución n° 01205 del 30 de julio de 2018, efectuó un Dictamen Técnico Ambiental sobre el producto Glifosato y sus componentes. Allí se realizó una evaluación del riesgo ambiental por parte de los ingredientes del Glifosato y se pudo precisar lo siguiente:

1. En el aire, no se esperan efectos ambientales sobre este medio.
2. A una exposición de 1,08 kg de dosis de Glifosato, no presenta riesgo agudo y crónico para aves.
3. A una exposición de 1,08 kg de dosis de Glifosato no genera riesgo agudo en especies acuáticas.
4. A una exposición de 1,08 kg de dosis de Glifosato no genera riesgo agudo en las abejas y lombrices de tierra.
5. “De acuerdo con la jerarquización de los impactos ambientales identifica que, si el producto formulado es correctamente utilizado, de acuerdo con las recomendaciones estipuladas, no se espera tener efecto adverso para el medio ambiente en el cual es aplicado.” (ANLA 2018)

En ese mismo sentido, el informe realizado por la Procuraduría General de la Nación, llamado “Parte I Glifosato”, publicado el 23 de noviembre de 2014, manifiesta que se realizaron estudios técnicos y científicos sobre el impacto de las actividades de aspersión área con glifosato en el ambiente del departamento de Nariño. En este, se estudiaron por separado las partes que conforman el ecosistema como el suelo, el agua, el aire, la fauna (anfibios, peces, abejas, aves) y se pudo concluir, que en todas las partes la aspersión con glifosato tiene una baja afectación a estos componentes ambientales.

Por otro lado, tenemos la investigación realizada por Adriana Camacho y Daniela Mejía “Consecuencias de la aspersión aérea en la salud: evidencia desde el caso colombiano” en la cual se afirma que “el Glifosato puede reducir la germinación de semillas entre un 24 y un 85%”. De igual manera Nicolás Torres Ochica, afirma en su investigación “Efectos y costos directos y colaterales de la aspersión aérea con Glifosato” que, “el glifosato puede ser absorbido por las plantas y trasladarse internamente a partes de la planta que se utilizan para la alimentación, como sus frutos, por ejemplo. Concretamente, el glifosato se ha encontrado en fresas, arándanos y frambuesas silvestres, lechuga, zanahorias, cebada, y pescado después de haberse ejecutado la aspersión aérea con Glifosato”.

Según Torres Ochica, la aspersión con glifosato tiene efectos tóxicos agudos en la mayoría de especies de plantas, como es el caso del fríjol, que pierde capacidad de defenderse contra la antracnosis, enfermedad causada por un hongo.

Así mismo, Diego Armando Cumaco Moya, joven agricultor de café de Algeciras (Huila), afirma que las aspersiones con Glifosato han conllevado a largo plazo, unas afectaciones en el tema agrícola como, “degradaciones del suelo; contaminación de aguas que pueden servir para riego de los cultivos o hasta para el mismo consumo del ser humano; muerte de fauna y flora por causa de este químico y pérdida de microorganismos beneficiosos, que son esenciales para la producción de cultivos.”

En entrevista con El Digital Diego Cumaco, nos cuenta su vivencia de las aspersiones con Glifosato

Aunque los cultivos de café que tiene el padre de Diego no se han visto directamente afectados, sí se han visto amenazados aquellos que se encuentran alrededor de los cultivos de uso ilícito que son fumigados con Glifosato, ya que presentan envenenamiento de las plantas y contaminación de los riachuelos.

La discrepancia de opiniones, y resultados sobre el uso del Glifosato para erradicar los cultivos de uso ilícito, difieren de cada institución, personaje y testimonio. A la larga, se debe esperar cuales serán las decisiones y sentencias que tomará la Corte Constitucional, con los estudios que presente el gobierno de Iván Duque, instituciones y demás, que estén en desacuerdo de reiniciar las aspersiones con este herbicida de amplio espectro, en el territorio colombiano.

Rostro de los cultivos en Algeciras-Huila

Comparte