La construcción de la verdad en el Huila

Comparte

La comisión de la verdad en el Huila está pensada para la reconciliación de las partes, como en todo el país, partiendo de la premisa de que si se conoce la historia, es más difícil volverla a repetir.  “En el marco del Acuerdo Final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera, suscrito entre el Gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia se creó la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición, para conocer la verdad de lo ocurrido en el marco del conflicto armado y contribuir al esclarecimiento de las violaciones e infracciones cometidas durante el mismo y ofrecer una explicación amplia de su complejidad a toda la sociedad”.

“Desde los años sesenta hasta la actualidad, Colombia ha vivido, en un clima continuo de violencia. Todos los grupos involucrados en el conflicto armado han utilizado como estrategia de guerra el terror, usando extorsiones, desapariciones forzadas, secuestros, desplazamientos a campesinos, asesinatos selectivos y masivos de civiles, militares, políticos y otras violaciones a derechos humanos y crímenes de guerra.

La población colombiana ha sido, testigo y víctima de esta violencia continua. Unas tácticas de guerra que han sido más acuciante y visibles en zonas rurales en las cuales los pobladores han compartido, convivido, y/o participado de la intimidación de las guerrillas, grupos paramilitares y las mafias de narcotraficantes” como lo afirma el estudio realizado por Angélica Zuluaga, Máster Intervención Psicológica Ámbitos Sociales – Universidad de Valencia, y Sofía Buelga, Profesora Titular Departamento de Psicología Social – Universidad de Valencia,  sobre “El trabajo psicológico en el centro de atención a víctimas de las violencias y graves violaciones a los derechos humanos (Colombia)”. Según el Centro de Memoria Histórica durante el conflicto armado se vivieron mas de 6.000 ejecuciones extrajudiciales, mas de 17.000 niños y niñas reclutados para la guerra, mas de 80.000 desapariciones y mas de 8´000.000 de victimas.

Fotografías que se encuentran en la Casa de la Verdad de Neiva sobre hechos de violencia en el Departamento del Huila.

El sociólogo Ademar Macías egresado de la Universidad Nacional de Colombia afirma que, “Lo que se pretende con la recuperación de la historia y la memoria es tratar de aclarar lo que más se pueda conocer y comprender de todo el fenómeno, que fue el conflicto, lo que resulta una manera muy importante de tratar de sanar heridas y de cerrar capítulos dolorosos, y ese es el papel importante que cumple la memoria, recordar, contar que sucedió y en la media en la que podamos recuperar la memoria, pues se va a conocer muchísimo las verdades, si bien es cierto que no se van a poder saber todas la verdad, pero se avanza muchísimo en el esclarecimiento y eso va ayudar para que la gente avance en un ejercicio terapéutico del perdón y la reconciliación para visibilizar todo este problema de la guerra y pensar en la no repetición, es decir saber lo cruel que es la guerra, lo doloroso que es el conflicto armado cuando destruye vidas y afecta emocionalmente a muchos seres humanos y por eso es tan importante que la gente conozca la verdad atreves de la memoria, conociendo la verdad para la no repetición y avance de la sociedad.

En el Huila, la comisión empieza su despliegue territorial en el mes de febrero 2019 realizando unos acercamientos con unas instituciones y con algunas comunidades víctimas, tanteando el terreno de cómo podía ser el proceso de esclarecimiento de la verdad en el territorio y en el mes de mayo se decide construir un equipo de trabajo para la territorial Huila conformado por  tres documentadores encargados de hacer entrevistas y recoger testimonios y un analista encargado de reconocer los patrones de guerra en el departamento”, como lo afirma Andrés Restrepo coordinador de la Casa de la Verdad en Neiva.

Imagen sobre victimas del conflicto, que se encuentran en la Casa de la Verdad en Neiva.

En el mes de septiembre se aprueba la existencia de una casa de la verdad para el departamento fundamentados en la necesidad de generar la movilización social que requiere la construcción de ver verdad en los territorios y también por el número tan importante de víctimas y casos tan relevantes para esclarecer la verdad en el marco del conflicto para todo el país.

En la segunda semana del mes de septiembre 2018 se decide hacer la apertura en el recinto Ferial La Vorágine con la presencia de 400 personas entre esas víctimas, empresarios, militares, ex integrantes de las Farc, comunidad académica, comisionados de la verdad, líderes sociales.

En el departamento del Huila se han hechos grande encuentro públicos, el primero fue en el mes de mayo de 2019, donde se realizó un diagnostico participativo con sobrevivientes del conflicto, funcionarios y con excombatientes; en el mes de septiembre del mismo año, se desarrolló el encuentro “Cuando el Huila cuenta la verdad, Colombia avanza hacia la paz”, para la apertura de la Casa de la Verdad en la ciudad de Neiva; el tercer encuentro, fue el realizado por periódico EL Espectador “Colombia 2020”; el cuarto encuentro, fue el 6 de diciembre en el municipio de Pitalito, un seminario en “Democracia y conflicto armado”  y por último el quinto gran encuentro fue el 10 de diciembre para la “Dignificación de mujeres víctimas de violencia de género”, donde participaron más de 80 mujeres de diferente lugares del departamento del Huila, pero además de los departamentos de Putumayo, Tolima y Cauca.

Sin embargo, haciendo un análisis más detallado en este momento se han hecho recorridos por la verdad, que son recorridos intensos de escuchas a las comunidades sobrevivientes, en 20 municipios del departamento, pero hay que tener en cuenta que el Huila por sus particularidades geográficas y su historia del conflicto tiene una región que es del sur, que está más ligada a los procesos que ocurrieron en el departamento del Cauca y del Putumayo, entonces son siete municipios como Pitalito, San Agustín, Isnos, Salado blanco, Argentina, Oporapa y la Plata que hacen parte de lo que se denomina la Macroregión Sur Andina.

En estos 20 municipios se ha trabajo con los sobrevivientes haciendo un proceso de dignificación y de escucha, además se hacen talleres de formación para funcionarios, líderes y para víctimas; también, etnografía y recorridos de esclarecimiento, es decir en cada municipio se escucha y se conversa con personas que conocen el conflicto para ir reconstruyendo los hechos, como las primeras tomas guerrilleras, cuáles fueron los hechos que ocurrieron en la violencia bipartidista, que violencia hubo en los años 70, también que está ocurriendo ahora y cuáles son los hechos que se están repitiendo.

No obstante en el proceso de reconocer cual es la verdad se han encontrado varios retos, “Uno de ellos es que para hablar de los hecho del conflicto se requiere un apoyo psicosocial y muchas de las víctimas no han recibido ese acompañamiento, entonces cuando usted le pide a una persona que relate los hechos de violencia que vivió pues estas destapando una caja de pandora, donde todos sus sentimientos, todas sus emociones y sus recuerdos salen a flote, y es un reto para nosotros poder que las escucha sea un proceso dignificante y que no sea un proceso revictimizante”, reconoce Restrepo coordinador territorial del Huila sobre lo que se ha trabajo en el Huila.

Otro de los retos grandes, según afirma el coordinador de la Casa de la Verdad, es que existen aún municipios del departamento donde el conflicto armado sigue vigente, como Algeciras, Baraya, Iquira, La Plata, Acevedo, Aipe, Garzón, donde hay presencia de grupos armados y el Huila se ha visto afectado con la muerte de líderes sociales y excombatientes. Otros de los retos, es conseguir los testimonios de personas que se cohíben porque no han sido reconocidas como víctimas por la Unidad de Víctimas, o personas que no han sido reparadas o indemnizadas, entonces tienen cierto recelo para contar la verdad.

A pesar de todo se han aliado algunas instituciones como, las alcaldías municipales, la gobernación, la Justicia Especial para la Paz (JEP), la Unidad de búsqueda de personas desaparecidas, las defensorías, las personerías, la oficina de productividad y competitividad de la gobernación del Huila, la iglesia pastoral social, la asociaciones de campesinos, algunos colectivos, centros de investigación, la Universidad Surcolombiana, la Universidad Claretiana, organizaciones de mujeres, entre otras.


La Casa de la Verdad igual que la Comisión de la Verdad tiene una duración de dos años, pues la Comisión nace en noviembre de 2018, terminará en noviembre del 2021, en un año se espera estar entregando a la Comisión a nivel nacional el informe del Huila sobre el esclarecimiento de la verdad y en el siguiente año se va a realizar un trabajo para que los Huilense se apropien del informe, lo conozcan, se estudie en las academias y lo más importante es crear una conciencia de que eso que está allí plasmado no se vuelva a repetir. “Todo lo que se hace en la comisión de la verdad del Huila, se hacen para que el departamento pueda tener capacidades de no repetición, y se comprometa a la no repetición de estos conflictos”, concluye Andrés Restrepo.

Comparte