Protestas Ciudadanas: un modo de expresión y libertad

Comparte

Durante el gobierno de Iván Duque las protestas han aumentado en gran medida, la indignación de los colombianos ha sido el sentimiento en común que durante los últimos años se ha dejado  ver en las calles del país cafetero. Varios expertos hablan sobre las protestas y la incidencia que tienen sobre los ciudadanos.

El aumento de las masacres, la violación de derechos y la represión con el abuso de autoridad han sido uno de los motivos por los cuales en los últimos años las calles de Colombia se han llenado de protestas. La inconformidad y la resistencia han tenido espacio dentro de los colombianos, siendo que durante el gobierno del presidente Iván Duque se han registrado el aumento de las manifestaciones públicas en las calles. Según una nota del periódico El Tiempo, publicada el año pasado, “en el ministerio de defensa se expuso un documento enviado a la Cámara de Representantes para un debate convocado por el congresista Ricardo Ferro, en donde durante el actual gobierno se han presentado en total 25.879 actos de protesta en el país.” Es decir que, para esa fecha durante el gobierno de Duque, se presentaban 32 actos de protestas por día. El Paro Nacional Universitario en Colombia de 2018 fue realizado entre el 10 de octubre y 16 de diciembre, en el que participaron estudiantes, docentes y rectores de universidades públicas y privadas que exigían garantías para la educación, además de denunciar la represión estatal hacia los movimientos estudiantiles del país. El 21 de septiembre de 2020, movimientos sindicalistas junto con las centrales obreras se unieron a la protesta pacífica, la defensa de la vida, la reactivación económica con garantías de derechos, el respeto a las instituciones y el respeto a la protesta pacífica fueron los motivos para salir a las calles. El 19 de octubre del mismo año, llegaron a Bogotá más de 7 mil personas de diferentes etnias colombianas, después de recorrer más de 500 kilómetros para llegar a la Plaza de Bolívar para exigir la defensa de la vida, la paz, el territorio y la democracia. Las protestas del año 2020 fueron desatadas por el Paro Nacional de 2019, en la que se esgrimían diferentes motivos, entre ellos, la corrupción dentro del gobierno, el asesinato de los líderes sociales, el manejo que se le habría dado al Acuerdo de Paz con las FARC-EP, y la falta de financiación hacia la educación. Durante las protestas se vivieron actos de destrucción de infraestructuras y la violencia por parte de la autoridad pública, el asesinato del estudiante Dilan Cruz, el 25 de noviembre, sería una furia desencadénante para muchos de los protestantes del país

Víctor Abramovich, Secretario Ejecutivo del Instituto de Políticas Públicas en Derechos Humanos de El Mercado Común del Sur (Mercosur), en entrevista al portal www.lavaca.org,  aborda su opinión al ver a las protestas sociales como un modo de libertad de expresión. El experto habla de cómo al referirnos a las  protestas lo primero que se consolida son los problemas de tránsito, la censura y el papel de los medios, pero pocos piensan en la vinculación que estas tienen con la libertad. Del mismo, modo habló del rol de los Estados hacia las protestantes y su manifestación. 

Humberto Perdomo, representante estudiantil ante el Consejo Superior Universitario de la Universidad Surcolombiana, en entrevista con El Digital, resalta la importancia de las protestas como “un mecanismo de expresión y manifestación, que pueden dar garantía a necesidades que posee una comunidad, institución o actores, en donde su fin máximo es que estas necesidades o problemáticas sean resueltas con esa protesta”. También habla del nivel de respaldo que tiene una comunidad hacia las protestas está ligado con la identidad que tiene la comunidad con su territorio “Es importante reconocer que el movimiento estudiantil o de sindicatos no cuenta con el respaldo de otros gremios por la falta de identidad que se tiene en las movilizaciones”

Protestas en Colombia

Open Democracy junto a la colaboración de las organizaciones de derechos humanos como El Centro de Estudios Legales y Sociales CELS orientada a la promoción y defensa de los derechos humanos y el fortalecimiento del sistema democrático,  La Red Internacional de Organizaciones por las Libertades Civiles INCLO, que es una red de 15 organizaciones nacionales independientes de derechos humanos de diferentes países del Norte y del Sur que trabajan juntas para promover los derechos y libertades fundamentales, y finalmente con el apoyo de la La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles ACLU, que su misión principal es “defender y preservar los derechos individuales y las libertades garantizadas a cada persona en este país por la Constitución y las leyes de los Estados Unidos. Es asi como estás organizaciones forma una lista que hace parte de Protestar es un Derecho, un proyecto de que examina 6 razones por las cuales las protestas son tan importantes. En primer lugar, las protestas empoderan al ciudadano al darse cuenta de que no es el único que exige y piensa lo mismo. Además, es un perfecto escenario en donde se abre el debate, no solo se consolida la visión de los mandatarios. Por otra parte, se reconoce que la unión hace la fuerza, pues grupos minoritarios logran ser escuchados cuando se unen. Las protestas son reconocidas como espacios de luchas hacia la igualdad y la libertad, un claro ejemplo es el discurso “I have a dream” del militante Martin Luther King en 1963 que logró reunir más de 200 mil personas entre las cuales 80% eran afroamericanos. Un discurso que desató diferentes movilizaciones que lograrían en 1964 la votación de la Ley de Derechos Civiles que busca hacer ilegal toda forma de segregación, y para el año siguiente también se ganaría el derecho al voto a las personas negras. Pero las protestas también son escenarios en los que se logra consolidar necesidades que antes no se tenían en cuenta, da espacio a la negociación y los diferentes puntos de vista. Finalmente, se reconoce que es una lucha oportuna pero que requiere de mucho esfuerzo, que evidentemente cambiará a las futuras generaciones, Open democracy nos da el ejemplo de cómo la lucha contra la homofobia se ha ganado las actuales generaciones y ha permitido el espacio de participación de la comunidad LBGTIQ+. 

Diego Molano, actual Ministro de Defensa, en el año 2019 cuando era concejal de Bogotá, hizo una propuesta que generó polémica, El Protestódromo, que consiste en un sitio para 50 mil personas en donde se podría protestar, ya sean horas o días enteros, recalcó que, “contará con estaciones de Transmilenio que puedan rayar y dañar los manifestantes”. En el video que compartió en sus redes sociales manifestó su preocupación con el aumento de las protestas, señalando que 1 de cada 3 días se realiza una protesta, lo que llevó a preguntarse si es inconformismo o manipulación. El entonces Concejal reconoce que es una buena propuesta para que se respete el Derecho a la protesta, pero sin violencia y sin afectaciones a la vida cotidiana de las personas que no participan de ella.

Para el patrullero Jeffer Gutiérrez Cárdenas, instructor y educador de prevención a las drogas certificado por la Dirección Nacional de Escuela Policía Nacional, las protestas son un derecho constitucional, recalca el artículo 37 de la Constitución Política de Colombia que dice, “Toda parte del pueblo puede reunirse y manifestarse pública y pacíficamente. Sólo la ley podrá establecer de manera expresa los casos en los cuales se podrá limitar el ejercicio de este derecho”. El patrullero Cárdenas como integrante de la Fuerza Pública considera que el papel principal de la Policía es el mantenimiento de las condiciones para el ejercicio de los derechos y libertades públicas; además busca asegurar que los habitantes de Colombia convivan en paz. Asegura también, “la Fuerza Pública tiene como misión el uso de la fuerza cuando los derechos de las mayorías son vulnerados por las prácticas de los derechos de las minorías,  cuando se deja de protestar pacíficamente se pretende hablar de vías de hecho, la Fuerza Pública no reprime, la Fuerza Pública controla y garantiza los derechos que también tienen los demás colombianos que se ven afectados por estos actos vandálicos que se salen de contexto de la protesta pacífica”

En entrevista con El Digital, el sociólogo Robinzon Piñeros Lizarazo, habla sobre como se ha venido concentrado desde diferentes intereses las protestas sociales 

Esto es lo que opinan algunas personas a cerca de las protestas

En Colombia, como en distintas partes del mundo, las protestas seguirán siendo una manera de expresión y libertad, en la cual se refleja un espacio de lucha e identidad de las diferentes comunidades de la sociedad. Es tarea del Estado comenzar a escuchar y abrir espacios donde exista una negociación de las exigencias, son generaciones que ven en  las calles una nueva forma de expresión y de reivindicación de sus derechos. La inconformidad y la resistencia junto con la identidad consolidada en comunidad, son los elementos perfectos para dar paso a las protestas, un modo en el que los sujetos pueden hacer escuchar sus necesidades y problemas del territorio.

Comparte