Los tropeles de la Universidad Surcolombiana en Neiva

Comparte

Entender un tropel es más complejo de lo que parece, pues hay que ir más allá de los disturbios que esta expresión de descontento social pueda generar.

Entender un tropel significa navegar por décadas de historia de los movimientos estudiantiles en Colombia;  leer contextos e interpretar las realidades de los territorios;  tomar lupa en mano y analizar de cerca quiénes tropelean y qué intereses tienen; escuchar los argumentos de los distintos actores que se enfrentan; entender y analizar el entramado de violencias e injusticias que ha padecido el país por gobiernos que no han entendido el país que dirigen y mucho menos han garantizado el derecho a la vida digna, o al menos, como mínimo, tal como lo demuestra la historia sangrienta de la república colombiana, el derecho a la vida misma. 

Y es que la tarea de entender esta forma de protesta social se hace aún más difícil cuando no hay tanta claridades sobre qué es un tropel y las implicaciones que tiene llevarlo a cabo, específicamente en un contexto universitario, pues la poca información que se conoce es través de textos como Al calor del tropel. La U.N., crónica de una década. (1992) del profesor colombiano Carlos Medina Gallego, una crónica novelada de la historia del “Movimiento” Estudiantil de la Universidad Nacional en la década de los setenta; o también otros textos como columnas de opinión, Un acto de amor… Hablemos sobre El Tropel. (2019)de Leyder Perdomo Ramírez, profesor de Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de Antioquia. Hasta en la Revista Semana existe, más de un artículo, una especie de pequeño diccionario titulado “Jerga del tropel. (2008)“, en el que se le denomina a esta manifestación de inconformismo como “Fiesta o tropel: sinónimos utilizados para referirse a los disturbios y pedreas. La expresión “sacar el tropel”, significa la realización de una pedrea”. En fin, es inexistente un análisis a profundidad del tropel en Colombia.

Juanita Vélez es politóloga, periodista y editora del medio de La Silla Sur, que hace parte del medio de comunicación La Silla Vacía, y que desde mayo del 2017 cubre temáticas en el sur del País para dicho medio. Debido a la falta de investigación sobre el fenómeno de los tropeles en Colombia, Juanita intentó dar un acercamiento sobre el significado de ésta fenómeno. Según la profesional, ésta expresión de descontento social “Es una agrupación de gente que de forma violenta busca generar presión para negociar con alguna instancia de poder, ya sea el gobierno o la rectoría de una Universidad (…) es un fenómeno urbano, no diría que rural- (pues) ocurre en las calles- no es espontaneo, sino que es planeado y hace parte de una estrategia en la que ese grupo lo que busca es presionar al poder para lograr algo y esa presión que ejerce la hace acudiendo a actos violentos”.

Si bien es cierto las causas, consecuencias y grado de legitimidad de un tropel dependen del contexto y los antecedentes donde se desarrolla el mismo y del grupo social que lo lleve a cabo y sus objetivos, Juanita abarca en primer lugar de manera general algunas de las consecuencias de un tropel y en segundo lugar abarca aspectos positivos y negativos del mismo.

Un tropel en un contexto universitario tiene unas dinámicas diferentes, por tanto esto también implica que cada universidad pública a su vez vive, reacciona y comprende el tropel de maneras diversas, así como también son diferentes los impactos y consecuencias de dicha manifestación de inconformidad, sobre el contexto local que cobije al alma mater.

La Universidad Surcolombiana es una de las 32 universidades públicas del país, cuenta con cuatro sedes en el departamento del Huila y la principal se encuentra situada en la ciudad de Neiva.  Esta universidad nació el 17 de diciembre de 1968, mediante la Ley 55 se crea el Instituto Técnico Universitario Surcolombiano (ITUSCO) y ocho años más tarde, mediante la Ley 13 de 1976 se transformó en la Universidad Surcolombiana (USCO). Esos 49 años de construcción de saber crítico que tiene la Universidad también han sido acompañados por un impulso revolucionario de algunos estudiantes que encuentran una forma de lucha, resistencia, exigencia y descontento social en el arrasador tropel. 

El sociólogo y profesor en la Licenciatura de Ciencias Sociales de la Universidad Surcolombiana, Robinzon Piñeros,  afirma que, “Un tratado específico sobre  el (significado de) “tropel” no existe (…) habría una bibliografía dispersa pero que haría parte del análisis de  las manifestaciones (…) [el tropel] es una acción política, que sería de algún modo disputando o contestando (contra) el poder del gobierno o el poder represivo del estado (…), dentro del carácter político se enmarca tanto la materialidad del tropel; es decir, cómo llega a disputar lugares específicos, pero también como llega a disputar significados”. En el siguiente audio, en un primer momento el licenciado aborda un poco la historia y los antecedentes del tropel; y en segundo lugar, debido a que resulta inevitable hablar del personaje que da vida al tropel, aquel que iracundo se mueve por su ímpetu entre la brasa violenta del tropel impulsado por su descontento e inconformismo ante el Estado, el sociólogo habla acerca de la figura del encapuchado de los tropeles,

Asimismo, Piñeros habla acerca de las implicaciones e impactos sociales que han tenido los tropeles en la ciudad de Neiva y también analiza la imagen que tienen los neivanos de la figura del encapuchado de los tropeles de la universidad,

Natalia Ramirez, es estudiante del Programa de Derecho de la USCO y reconocida lideresa estudiantil de la misma. En entrevista con la estudiante nos habla sobre algunas de las incidencia de los tropeles dentro del recinto académico y en la Ciudad,

En el año 2011 se publicó el artículo  de investigación llamado “Análisis de la protesta violenta universitaria a la luz de la normatividad aplicable en Colombia“, realizado por el Semillero de Investigación Facta Non Verba de la Universidad Surcolombiana. Para el desarrollo de dicha investigación dentro de los instrumentos metodológicos se empleó una encuesta que se realizó a cien estudiantes de la Universidad Surcolombiana  para  conocer la, “Perspectiva del conglomerado en razón a las manifestaciones propias de una universidad pública”,  y dentro de los resultados de la encuesta se constató que, “La mayoría de los encuestados coinciden en que la protesta universitaria violenta, sí es un medio adecuado para hacer valer los derechos adquiridos como estudiantes de universidad pública”; otro de los resultados fue que, “Hay un reducido número que no están de acuerdo con la protesta por considerarla innecesaria y poco significativa”. Asimismo, se obtuvo que, “La mayoría de los estudiantes encuestados no creen que el Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD), cumpla eficazmente con su función de preservar y mantener el orden público frente a las protestas que realizan los universitarios”. El Digital, estableció contacto con la Oficina de Prensa de la Policía Metropolitana de Neiva para conocer la perspectiva de la fuerza publica frente a los tropeles de la Universidad Surcolombiana y la labor del ESMAD en los mismos, pero no se obtuvo respuesta alguna ante la solicitud de entrevista.

View post on imgur.com

Fotografías: “Tropel errante”, Proyecto de periodismo alternativo de visibilización de temas socio-culturales de Neiva.

Llama también la atención otro de los resultados de la encuesta aplicada por los investigadores de Análisis de la protesta violenta universitaria a la luz de la normatividad aplicable en Colombia“, pues se constató que, “La mayoría de los estudiantes encuestados consideran que la prensa no realiza un manejo objetivo de la información que se desarrolla en el marco de una protesta universitaria, dado que, muchas veces ofrecen datos imprecisos con el fin de llamar la atención del público y así mismo vender noticias. Además, consideran que los medios de comunicación estigmatizan a los estudiantes en el marco de las protestas acaecidas en las Universidad Surcolombiana”.

Jerson Ortiz, comunicador social y periodista egresado de la Universidad Surcolombiana, es desde el año 2017 periodista de La Silla Vacia. El periodista, quien ha hecho cubrimientos sobre tropeles en la misma Universidad, describe, cuál ha sido el papel de los medios de comunicación en Neiva en cuanto al cubrimiento de esta manifestación social en el alma mater,

Asimismo, Ginna Piragauta, comunicadora social y periodista egresada de la Universidad Surcolombiana, y con experiencia en medios de comunicación como La Nación y CM& noticias, opina sobre el mismo planteamiento de los medios de comunicación de Neiva y los tropeles de la USCO, y ofrece dos recomendaciones para el tratamiento de la información sobre estos temas, en medios de comunicación,

Estudiar el fenómeno del tropel daría para realizar una investigación, que de seguro abarcaría cientos de páginas sobre todo si se quiere estudiar el tropel universitario y hacer énfasis en los impactos sociales de éste en el territorio en el que se lleve a cabo. Las protestas sociales son el único recurso que tiene el pueblo colombiano de llamar la atención del Estado, las multitudes que caminan de manera constante en las calles van a hacer que sí o sí se cumplan los derechos que por años han sido violados por poderes ejecutivos injustos, asesinos y cínicos; el cuándo sucederá esto dependerá de la la fuerza de lucha que se despierte en cada colombiano y colombiana.

Comparte