Miradas de excombatientes frente al proceso de paz en Colombia

Comparte

Los excombatientes de las FARC entregaron informe a la JEP sobre el compromiso en los acuerdos de paz.

Foto: Semana.com

Durante más de tres décadas se luchó en el país por lograr un acuerdo de paz entre el gobierno y las FARC, luego de tres fallidos intentos por lograr el proceso de paz con este, se logró firmar el acuerdo en el mandato de Juan Manuel Santos.

Colombia ha sido un país muy golpeado por el conflicto armado, éste tiene diferentes actores en la extrema derecha (paramilitares), en la extrema izquierda (FARC) e incluso en el mismo estado (Ejército, fuerza armada, entre otras) que han hecho que el país esté en los primeros lugares del mundo cuando se habla de violencia. Según el Índice Global de Paz (IPG) que mide la seguridad interna, la participación del país en conflictos y el grado de militarización que tiene, Colombia está ubicado entre los más peligrosos del mundo,  aunque ha mejorado en comparación a años anteriores, sigue encontrándose en estado crítico a pesar del acuerdo de paz que se firmó.

Luego de tres acuerdos fallidos, en el año 2012 se firmó el acuerdo que dio inicio a las conversaciones del gobierno con las FARC, que fue encabezado por el expresidente Juan Manuel Santos, que se llevaron a cabo en la Habana, Cuba, donde después de una larga guerra se pudo firmar la paz en el año 2016 dándole garantías a los excombatientes de las FARC. El plebiscito realizado en Colombia el 2 de Octubre del año 2016, se llevó a cabo con el fin de que el pueblo aprobara los puntos acordados por el gobierno y las FARC, debía ganar el SÍ para que se firmara este acuerdo.

Diferentes partidos políticos como el Partido Cambio Radical y el  Movimiento Político Mira apoyaron el SI, mientras partidos políticos como el Centro democrático se pronunció en contra del acuerdo. Los diferentes partidos hicieron campañas promoviendo las razones para que los colombianos votaran por el que cada uno de estos apoyaba, a través de propagandas, volantes, vallas publicitarias, pendones, radio, entre otras, para así lograr imponerse el día de la votación frente a su contrario.

Vídeo: El Espectador

Luego de que el país conociera los diferentes argumentos de los promotores, se llegó el día de votar en el plebiscito, que tuvo como resultado que el país dijera NO a la paz con un porcentaje de 50,21% siendo este un gran golpe para el proceso que llevaba cuatro años en desarrollo. A pesar de esto, el acuerdo se firmó aunque tuvieron que hacerle cerca de 60 modificaciones, dentro de estas, la justicia transicional, la precisión de la restricción de la libertad para quienes confiesen y colaboren abiertamente con la justicia, la participación en política, para que este pudiera ser aceptado por los colombianos, debido a que este acuerdo se venía buscando hace más de tres décadas en el país.

Los resultados del plebiscito tomaron de sorpresa a los ex combatientes de las FARC según uno de ellos que se mantiene en anonimato “Nosotros estábamos seguros que el país quería que se firmara el acuerdo, aunque algunos de mis compañeros no estaban de acuerdo la mayoría sometía a esa minoría, queríamos lograr la paz, no nos imaginamos que fuera a ganar el NO y la mayor sorpresa fue que se ganó por muy poco de diferencia”, fueron unos resultados que no esperaron éstos ni el gobierno debido a que las encuestas realizadas en las ultimas semanas antes de la votación apuntaban a que ganaría el SI y que por fin el pueblo Colombiano iba a aceptar la reincorporación de los exmilitantes que por décadas estuvieron al margen de la ley.

Foto crédito: Fundación paz y reconciliación (Pares)

Departamentos que votaron por el SI (naranja) y por el NO (verde) en el plebiscito de Colombia en el año 2016 por los acuerdos de paz con las FARC.

Tras este proceso los excombatientes, quienes fueron actores principales, tuvieron diferentes miradas frente al proceso que se estaba dando debido a los diálogos anteriores que habían quedado frustrados por diferentes motivos. La mayoría apoyó la paz porque hace mucho tiempo se venía buscando, mientras que una minoría por temor no lo hacía. Aunque al inicio de las conversaciones en su mayoría no creían que esto fuera a pasar, debido a que pensaron que una vez más se caería en mitad de proceso y algunos incluso sostenían que no se cumpliría con nada de lo que se estaba estipulando.

El mayor temor de Mario (exmiltante) era que pasara lo mismo que en el año 1986, en el que se fundó La Unión Patriótica que era un partido político colombiano de izquierda que se dio por una propuesta de paz por parte de las FARC-EP y el estado en el que los militantes al margen de la ley empezaron a ser asesinados después de que tuvieron un resultado exitoso en las elecciones, tenían miedo que los engañaran nuevamente pero a pesar de eso la mayoría quiso confiar y luchar para poder llegar a un acuerdo con la sociedad.

Al pasar el tiempo los ex integrantes de la guerrilla se dieron cuenta que ya había tomado forma el acuerdo, debido a que ya se habían creados algunos puntos específicos para la reincorporación de los mismos, y esto bastó para la mayoría creer en que sería posible esta vez apostarle a la paz del país para poder entregar las armas y así pasar de ser actores del conflicto a actores de la paz. Pero a su vez, esa pequeña minoría tenía miedo de que una vez más no resultara o que el gobierno no cumpliera con lo pactado como lo dice Mario “Ha habido harto antecedente, el gobierno ha sido traicionero, ha buscado las forma de engañar a los partidos o demás para poder buscar lo que necesita, sacar provecho de lo que ellos quieren”.

A pesar, de que hubo dos miradas de los integrantes de las FARC, los que siempre estuvieron de acuerdo y los que guardaban el miedo, al momento del dialogo se tomó por decisión la dejación de armas con sensaciones de dolor pero tranquilidad, de temor pero amor y de miedo pero valor lograron entregar en total 8.994 armas como símbolo de paz y muestra de valentía para empezar una nueva vida forjando el bien común.

Hoy en día lo que ayer fue diferentes miradas se convierte en un mismo pensamiento. Según Mario y el excomabatiente que se mantiene en anonimato, el gobierno no está cumpliendo ninguna de las garantías que quedaron en el acuerdo, el segundo dice “no se ha cumplido, no se ha adelantado ni se ha implementado lo más mínimo que se firmó en eso,  y al paso que vamos con el gobierno que está no va a haber forma de que se cumpla, antes al contrario la JEP la están acabando, le están poniendo muchas arandelas para que los militares no entren, para que los actores políticos que participaron en el conflicto no hagan su declaración”.

Los ex militantes aseguran  que cuando tenían las armas el gobierno de una u otra manera les prestaba atención, en cambio ahora están en el olvido sin poder llevar a cabo con tranquilidad lo pactado, según Mario ex integrante de las FARC“Antiguos comandantes de frente han optado por tener una posición contraria al proceso porque se le mintió a todo el mundo; se engañó a la guerrillerada, y no se está cumpliendo nada de lo que se acordó, al contrario, cada día hay más lideres asesinados y casi un centenar de guerrilleros asesinados en dos años,  entonces eso no tiene nada de paz, eso no es querer cumplir un acuerdo sino someternos a la fuerza con la guerra”.

Por último, afirma  Mario excombatiente de las FARC “ojalá que se supere la crisis que va, porque donde esto continúe así con el gobierno y así como han hecho algunas declaraciones del actual gobierno Duque, pues eso no va para nada bueno, va a acabarse ese proceso a ese paso que va”. Los dos excombatientes llegan a la misma conclusión, aseguran que si el gobierno Colombiano sigue sin cumplirles lo acordado, lo más probable es que se vuelvan a unir y lleguen con mas fuerza, “si esto llega a pasar jamas habrá un proceso porque ya se desconfía del gobierno debido a que estamos confiando en este proceso y no nos están cumpliendo” exmilitante bajo anonimato.

Por estas razones claman que se retomen los caminos de la paz que fue el que se firmó para que de esta manera no tengan que volver a la guerra que tanto dolor ha dejado sino que puedan seguir aportando a la sociedad su grano de arena para hacer y ser mejores personas cada día más.

 

 

Comparte