Neiva y su interminable problemática con el agua

Comparte

Desde que inició el año, Empresas Públicas de Neiva reporta la suspensión de agua potable casi todos los días en alguna comuna de la ciudad. Es evidente el rechazo y quejas de la comunidad frente a esta situación, pero no se sabe con exactitud el porqué.

Empezó el 2020 y Neiva sigue lidiando con problemas que vienen desde los tiempos de antaño, como los cortes de suministro de agua, pese a que la capital Huilense se encuentra en medio de dos ríos; Loro y Ceibas. Se destaca el papel de este último según el criterio de agua para consumo humano, elaborado por el grupo de investigación en Ecosistemas Estratégicos del Huila (ECOSURH), recalcando su alta importancia para la ciudad.

Más de 20 años han tenido que aguantar las personas de Neiva con esta situación. “Las comunas uno, seis, ocho, nueve y diez, según la revisión de prensa, son las que más han sufrido en esta década por el agua” menciona Diego Polo, profesor e investigador de la Universidad Surcolombiana, en su libro “¿Hay alternativas viables al problema del agua en Neiva? (Calameo, libro).

Cuando hay creciente en el río Las Ceibas se va el agua, cuando hay sequía, también. Hacen lo que quieren con un servicio público tan vital como este. Finalizando el año pasado, las personas de Alberto Galindo de la comuna 9, se pronunciaron al respecto, tras años de no saber que podían reclamar y hacer valer sus derechos; por esta razón decidieron cerrar la vía que conduce a Fortalecillas como forma de protesta. 

Pese a que no es un problema nuevo, Gorky Muñoz, actual mandatario de la ciudad, prometió en campaña que se acabarían los cortes en el servicio del agua, pero la realidad ha sido distinta. La cuestión del acueducto ha sido tan normalizada y aprovechada por algunos que al parecer se ha vuelto un pretexto oportuno en tiempos de campaña.

Suministro agua en Neiva

No fue posible que la actual gerente de Las Ceibas Empresas Públicas de Neiva (EPN), Gloria Constanza Vanegas, diera información al respecto por cuestiones de tiempo y ningún funcionario de esta entidad accedió a dar aclaraciones frente al tema. Sin embargo, Empresas Públicas (EPN) ha aclarado en varias entrevistas a otros medios que el principal motivo del fallo en el suministro de agua en Neiva no se debe al crecimiento o al desabastecimiento del río Las Ceibas, sino por la falta de planificación en las obras de Segunda Fase de Sectorización que respaldaron el Municipio de Neiva, el Ministerio de Vivienda y Findeter, el cual busca dividir por sectores el acueducto de la ciudad para que no exista la necesidad de quitar el servicio en toda la ciudad cuando se tenga que suspender el agua por reparación de daños.

Aunque se está llevando a cabo un Plan de Contingencia por parte de EPN que consiste en suministrar agua por medio de carrotanques e instalación de hidrantes, esto no ha sido suficiente para suplir todas las necesidades de la comunidad ante la falta de agua. Las personas siguen haciendo notoria su inconformidad por medio de las redes sociales.

Teniendo en cuenta lo dificultoso que ha sido últimamente el suministro de agua potable, resulta razonable cuestionarse sobre la potabilidad del líquido que llega al hogar de los neivanos. Existen parámetros de calidad de agua que rigen si el agua es potable en Colombia, lo cual es regulado por el Ministerio de Salud y Protección Social mediante la Resolución 2115 de Junio de 2007 (texto), en la cual determinan la potabilidad del agua según los factores como la calidad bacteriológica, turbidez, sabor, temperatura, etc. Elías Bonilla, ingeniero ambiental con especialización en obras hidráulicas, explica a continuación las características de estos factores.

De acuerdo con la información contenida en el análisis del IRCA (Índice de Riesgo de la Calidad del Agua para Consumo Humano) (SIR Huila, texto) para el año 2016, 24 municipios poseían agua potable para consumo humano sin riesgo para la salud de sus habitantes, entre esos Neiva. Sin embargo, este resultado se vio afectado por el resultado del IRCA rural, el cual registró un nivel de riesgo alto en el 95% de los municipios. 

Desde el 2016 no sale un documento público que demuestre el grado de potabilidad del agua en la ciudad y es algo a lo que las personas no le prestan la atención que merece. El agua potable facilita un saneamiento adecuado y la mejora de la higiene, reduciendo así la propagación de enfermedades. El acceso de esta en las comunidades significa vida y garantizar este líquido es vital para todos y todas; es por eso que su abastecimiento es uno de los derechos humanos, y lograr el acceso universal y equitativo es una de las metas de desarrollo sostenible.

 

Comparte