Nueva ola de dengue en el Huila

Comparte

El Huila pasó de ser “un paraíso por descubrir” a ser el paraíso de los mosquitos portadores de dengue

¿Qué es el dengue?

El dengue es una enfermedad viral aguda causada por un virus cuyo transmisor es el mosquito Aedes aegypti que mediante su picadura puede afectar gravemente a niños y adultos mayores. Este enemigo mortal habita en zonas urbanas con altitudes inferiores a 2200 metros sobre el nivel del mar (m.s.n.m). Sus lugares favoritos para depositar sus huevos son las albercas, floreros, llantas, baldes o cualquier recipiente u objeto cóncavo que se encuentre en la intemperie y que almacene agua, preferiblemente limpia.

¿Agua limpia? Así es. Este es uno de los mitos sobre este virus pues muchos piensan que por tener sus albercas limpias, no se convertirán en un criadero de dengue. Pero tampoco significa que este insecto repudie el agua sucia o agua con materia orgánica. El asunto es el agua estancada independientemente si está 100% potable o si son aguas residuales.

Por tal motivo, la comunidad debe acatar las recomendaciones de las campañas que realizan entidades como el Ministerio de Salud y Protección Social, las alcaldías y/o gobernaciones de sus respectivas ciudades. De igual manera, estar pendiente a los síntomas como fiebre, dolor en los huesos y dolor de cabeza, dolores en las articulaciones, pérdida del apetito y dolor detrás de los ojos. Especialmente a los síntomas de alarma, como decaimiento mayor, permanencia de fiebre, sangrado en las encías, en la orina, moretones en la piel y dolor abdominal persistente.

En febrero de este año la cuenta iba en 4.359 casos registrados en el país, doblegando la cifra de enero del 2018. Por su parte el Instituto Nacional de Salud (INS), también indicó que en el presente año, hasta el mes de marzo, se presentaron 14.036 casos de dengue en Colombia, de los cuales 6.003 es decir el 42,8%, no presentan signos de alarma; 7.842  (55,9%) con signos de alarma y 191 (1,4%) de dengue grave.  

Fuente: Sivigila. Instituto Nacional de Salud, Colombia, 2019.
Para dengue grave fueron hospitalizados 178 casos (93,2 %), con indicadores inferiores al 99 % en Huila, Tolima, La Guajira, Cartagena, Putumayo, Córdoba, Santa Marta, Buenaventura y Bolívar. Fuente: Sivigila. Instituto Nacional de Salud, Colombia, 2019.

Hasta el 12 de julio pasado, esta enfermedad ya se había cobrado la vida de 24 personas alrededor del país y municipios como Meta, Antioquia y Norte de Santander están en alerta; Neiva encabeza la lista de los casos graves de dengue y el Huila se ubicó en el séptimo lugar frente a otros departamentos. 

El fenómeno del Niño una de las causas del dengue en el Huila

En primera instancia, la altitud media del Huila es de 610 m.s.n.m y la altitud de Neiva es de 442 m.s.n.m lo cual convierte a este territorio en un ambiente ideal para la reproducción del Aedes aegypti. En el boletín ‘Clima y salud’, realizado por el Instituto Nacional de Salud y el Ideam, uno de los factores influyentes en esta problemática es el fenómeno del Niño (el cual ocasiona sequías y aumento de temperaturas) pues las regiones tropicales del país se convierten en escenarios ideales para la reproducción de estos mosquitos. Se supone que se trata de un aumento estacional que ocurre cada dos o tres años y que se intensifica con este tipo de fenómenos.

En el Huila, este virus se conoce como “Enfermedad de San Pedro”, pues los habitantes estamos tan acostumbrados a que ocurra de manera cíclica que en realidad no se están buscando las causas del por qué; simplemente se realizan campañas de prevención y lo que siempre nos dicen, es que debemos estar atentos a los signos de alarma. El presidente de la Asociación colombiana de Salud Pública, Hernando Nieto, expresó su preocupación frente al crecimiento de la incidencia de casos de dengue en el país. Esto deja al descubierto a las autoridades locales que no han realizado bien su trabajo de iniciar acciones de prevención e inspección pues más allá de difundir campañas por medio de volantes y propagandas, se debe acudir a la comunidad directamente.

Según el Ministerio de Salud y Protección Social, las entidades territoriales, además de implementar el plan de contingencia, deben hacer énfasis en:

  • Las acciones de vigilancia epidemiológica intensificada (notificación inmediata de casos graves en el nivel territorial y de casos fatales al nivel nacional). 
  • Realizar y remitir las unidades de análisis de casos fatales. 
  • Cumplir los lineamientos de la vigilancia virológica del dengue. 
  • Garantizar la confirmación del 100% de casos de dengue grave (suero) y fatales (tejidos y suero) con la toma de muestras. 
  • Implementar el monitoreo mensual de los indicadores de la vigilancia del dengue (ver protocolo de vigilancia) en el nivel municipal.
  • Realizar vigilancia entomológica, intensificar acciones de control vectorial teniendo en cuenta la guía de gestión para la vigilancia entomológica y control de la transmisión del dengue e informar a la comunidad riesgos y medidas de prevención de la enfermedad. 
  • Garantizar el cumplimiento de la guía de atención integral del paciente con dengue vigente, teniendo en cuenta los grupos de riesgo, la estratificación mencionada en dicha guía y garantizando una sospecha diagnóstica, tratamiento adecuado según la fase de enfermedad en la que se encuentre el paciente y seguimiento evitando que los casos evolucionen a formas graves irreversibles de la enfermedad.

En el mes de marzo, la Secretaría de Salud de Neiva informó de 453 casos de dengue en esta localidad. Se ha contado con apoyo por parte de la Secretaría de Salud Departamental, que por medio del programa de enfermedades transmitidas por vectores, han dotado de toldillo y repelentes a la comunidad, como método de mitigar este virus.

Sin embargo, esta epidemia no se debe normalizar, ni contrarrestar solamente con repelentes y toldillos; por el contrario, se deben tomar cartas en el asunto. El presidente de la Asociación Colombiana de Sociedades Científicas, César Burgos dijo que, Algo está pasando con los planes de salud pública en departamentos y municipios porque a partir de los procesos de descentralización de la salud enfermedades de este tipo son su responsabilidad”. Además expresó que esta situación no solo pasaba con este vector sino con otros males que terminan afectando a la población. Y agregó: “El fenómeno del Niño no es excusa para decir que hay un desborde coyuntural cuando las estadísticas y los informes demuestran que es permanente”, pidiendo con esto extremar la vigilancia por parte de las entidades competentes.

La mayoría de vectores se pueden prevenir a tiempo y esto es más responsabilidad de las secretarías municipales y departamentales, que de la misma población ya que son las encargadas de educar a las comunidades y atender de inmediato la situación antes de que se convierta en un problema. Si así fuese, este virus no tendría un impacto tan fuerte como lo está teniendo en estos momentos.

El médico infectólogo de la Universidad Federal do Río de Janeiro, Edimilson Migowski, señala que el dengue no se reproduce solo en aguas limpias, sino en aguas estancadas o con materia orgánica.
Comparte