Prácticas dañinas afectan el consumo de agua potable en el sur de Neiva

Comparte

Suspensión, fugas, captaciones ilegales y defraudación de fluidos son algunas de las prácticas que afectan a la comunidad en el barrio IV Centenario de la comuna 6 en la ciudad de Neiva.

La fuente de hídrica en la ciudad de Neiva es el Río Las Ceibas, su cuenca se encuentra ubicada en la zona oriental de la ciudad, sobre la vertiente occidental de la cordillera oriental, su extensión es de 28.165 hectáreas. Según la CAM, en la época del invierno el caudal es de 3.500 L/seg. y en el verano es de 2.400 L/seg.

De la cuenca derivan dos Bocatomas. Por un lado, se encuentra la Bocatoma El Guayabo, la cual se ubica a 11 km de la ciudad, en la vereda “Platanillal”, su captación es de 476 Lit/s. y es tratada en la Planta de Tratamiento de Agua Potable (PTAP) El Recreo; y la segunda, la Bocatoma El Tomo, se ubica cerca a la capital en la vía al barrio Las Palmas, la captación es de 476 lit/s. y es tratada entre las PTAP El Jardín y Kenedy. De estas dos captaciones se distribuye el servicio de agua para la ciudad y así pueda utilizarse para el consumo humano.

Bocatomas El Guayabo y El Tomo. Fuente: Las Ceibas, Empresas Públicas E.S.P.

No obstante, se han generado algunas problemáticas respecto a dicho sistema de conducción, puesto que las personas que residen cerca al Río han realizado captaciones ilegales para su consumo propio y con el fin de no pagar el servicio; esto ha desencadenado inconvenientes en cuanto a la calidad del agua, ya que se contamina el mismo y asimismo se presenta sedimentación en el fluido, es decir que quedan residuos sólidos en el agua.

Ahora bien, en el barrio IV Centenario, ubicado en la comuna 6, se han originado otras problemáticas además de las anteriormente nombradas, porque con frecuencia se presentan fugas de agua en las tuberías del sistema de acueducto, produciendo grandes pérdidas de agua y problemas de salud, teniendo en cuenta que se bota por las calles en las que caminan diariamente los residentes del barrio.

CONSUMO DE AGUA EN IV CENTENARIO
Maria Marcela Hernández, habitante del barrio nos cuenta que es poca la presencia por parte de Las Ceibas, ya que en repetidas ocasiones ha llamado para avisar sobre estos inconvenientes, pero que no ha tenido muchos resultados. De igual manera considera que a causa de dichas fugas aumentan los costos del servicio.

Aun así, acepta la falta de cultura sobre el ahorro de agua que existe en la localidad, ya que a las personas no les interesa cuánto utilizan en el día.

De igual manera, Manuel Roberto Acero, ciudadano del barrio, nos comenta que muchos residentes utilizan el agua ilegalmente, ya que la colocan directamente, sin pagar el servicio.

La defraudación de fluidos que nos comenta el señor Manuel, ha generado una serie de multas por parte de Las Ceibas para algunos habitantes de dicho barrio, pues es muy común que suceda. No obstante, no se realizan sanciones por el consumo excesivo del servicio, ni existe un tope en la utilización del mismo.

Estas problemáticas afectan el consumo de agua de quienes viven en el barrio, porque suelen ocasionar incomodidades entre los habitantes ya sea por malos olores, aumento en los precios del servicio, suspensión de este o baja en la  calidad de la misma. Lo cual conlleva a que en ocasiones se presenten conflictos entre los mismos vecinos, por discusiones sobre el uso indebido que la otra persona está realizando respecto al agua. Y, como nos dicen los afectados, es necesario generar una cultura que priorice el ahorro del líquido, pues conocemos la importancia que tiene en cada una de nuestras vidas.

Comparte