Procesos comunitarios que le aportan a la paz en Colombia

Comparte

En Colombia, uno de los principales factores que predomina en su sociedad es la violencia, esta ha sido uno de los detonantes más marcados a través de la historia, pero además en la actualidad también es una de las problemáticas más notables que tiene el país.

El trabajo social es uno de los instrumentos dinamizadores para promover una cultura de paz en las comunidades, realizando intervenciones que promueva unas sociedades más justas e inclusivas. En estos espacios se generan relaciones entre las personas, potencializando distintos valores que en el marco de un ecosistema de diferencias, el trabajo social cumple un papel de negociador y mediador para la resolución de conflictos de forma pacífica, como lo afirma un estudio de “Trabajo social comunitario y construcción de paz” por Esther Sesma y Blanca Gírela, profesoras de la Universidad Granada.

Colombia es un país el cual hace poco tiempo firmo la paz con una de las guerrillas más antiguas de América Latina, que operaba en su territorio nacional. El país se encuentra en una etapa de posacuerdos, donde se deben empezar a implantar procesos para seguir con el desarrollo de la paz que aún no termina, por eso es importante que se empiece a hablar de una cultura de paz, que se implemente no solo en los actores involucrados, sino en toda su sociedad, ya que es un proceso de superación y de resiliencia que debe vivir todo el país para poder avanzar.

Las comunidades en muchos lugares del país se están organizando para conformar grupos donde se integren y puedan a empezar a organizarse, y se generen espacios de construcción intelectual y espiritual, un ejemplo claro es Ciudad Bolívar.

Ciudad Bolivar- Barrio Potosi-Bogotá.

Ciudad bolívar es una de las localidades al sur de Bogotá, donde “La dimensión de educación es un determinante que se ve afectado por la baja tasa de equipamientos de educación, siendo para la localidad de 27 por cada 100000 habitantes, ubicándose por debajo de la razón de equipamientos en educación para Bogotá (47,1), junto con bajos ingresos económicos de las familias, que se convierten en factores predisponentes para la inclusión en actividades laborales de la población adolescente y joven, muchas de estas informales; un 88.8% de su población es desplazada por la violencia, además la alta tasa de analfabetismo para la localidad (año 2011: 2,9), así como la alta tasa de fecundidad en población joven (en mujeres de 10 a 14 años: 1,7 y en mujeres de 15 a 19 años 63,8 por 1000 nacidos vivos) impactan negativamente en la educación.” Esto según un informe de análisis de condiciones, calidad de vida, salud y enfermedad, que hace la alcaldía mayor de Bogotá.

No obstantes allí existen varios procesos comunitarios como el festival de cine ojo al sancocho, manualidades y artesanías con “mujeres y nación”, fundación Aluna, entre muchos otros. El barrio Potosí, que pertenece a esta localidad vive Bienvenida, quien es una mujer de 46 años, oriunda de Tumaco – Nariño, quien llego en el año 2012 a este lugar, a hacer parte de un grupo musical llamado “Raíces Tumaqueñas”, donde ella pertenece a un grupo de personas que realizan trabajos comunitarios con chicos de este sitio.

Bienvenida integrante de la Fundación Mizizi Ya Mababu.
Bienvenida integrante de la Fundación Mizizi Ya Mababu.

Esta mujer expresa que la música del pacifico es un modo de resistencia, ella piensa que por medio de esta se puede salir de las calles, la prostitución, la droga, entre muchos problemas sociales, además dice que es, “Una forma de rescatar las raíces de sus ancestros y sus enseñanzas”.

Raíces Tumaqueñas, es un proyecto de la fundación Mizizi Ya Mababu, que es creada en enero del año 2017 por Pablo Omar Gruezo, Paula Solís, Jhon Eduar Solís y Juyi Gruezo, con el ánimo de estar conformada legalmente pudieran acceder a beneficios que financien proyectos para su comunidad.

El propósito de esta fundación es “ayudar a mejorar la calidad de vida de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes de la localidad de ciudad bolívar, a través del deporte y la música, especialmente la música del pacifico y que con su grupo de música visibilizar la cultura del pacifico” afirma Pablo Omar.

En la fundación Mizizi Ya Mababu se han realizado varios proyectos para que los chicos aprovechen en su tiempo libre como una escuela de formación deportiva, llamada “el semillero” avalada por el instituto de recreación y deporte de Bogotá, también han generado otros procesos culturales, trabajando en torno a la literatura como fundamento para la música y formación en cantos tradicionales del pacifico.

Esta fundación ha participado en varios eventos reconocidos en la localidad de Ciudad Bolívar, como lo son el Corredor Cultural Navideño, Festival Periferia donde ocuparon el primer lugar con el grupo musical, Eventos de la fundación Gilberto Álzate Avendaño, han participado en el instituto de Arte donde fuero ganadores con un proyecto de ensambles de circulación para las prácticas culturales y artísticas de las comunidades afrodescendientes, y por ultimo como fundación se ganaron en la secretaria de cultura un estímulo para realizar un proyecto llamado “formación cultural para la paz y la no discriminación étnica.”

En esta fundación se generan principalmente espacios por medios de talleres, donde se promulga la inclusión racial, étnica y social, teniendo en cuenta el contexto social de la localidad de Ciudad Bolívar donde las cifras del DANE son que El 1,0% de la población residente se auto reconoce como Raizal, palanquero, negro, mulato, afrocolombiano o afrodescendiente.

Estos espacios son promotores de paz en localidades como esta, donde el trabajo comunitario es necesario, gracias a la diversidad cultural, para vivir en ambientes de armonía y tranquilidad. Sin embargo en Ciudad Bolívar, se han trabajo proyectos articulados con varias fundaciones y procesos comunitarios como uno que se generó desde el Instituto Distrital de las Artes que se ganó la Fundación Alunar con un proyecto llamado “ Pégate al Parque” donde tenía que trabajar con otras organizaciones que hicieran trabajo social y comunitario.

Ciudad Bolívar se ha venido organizando frente a entornos deportivos, culturales donde la inclusión es un fortalecedor de paz y esto en gran medida es a los grupos y fundaciones de personas de la misma comunidad que generan espacios de encuentro, solo en pro de una construcción social que mejore las condiciones de vida de los chicos que pertenecen a ella, y que en su tiempo libre no sea desaprovechado, son buenas iniciativas que desde las ciudades se aporte a la paz de todo el país.

Comparte