¡Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Neiva, una lucha popular!

Comparte

El proyecto de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) en Neiva,  ha sido ejemplo de lo que la corrupción representa, la inoperancia y la falta responsabilidad de los entes gubernamentales encargados de velar por el desarrollo regional, intentando burlar el pueblo. 

Historia de la lucha por la construcción de la PTAR de Neiva

En el 2004, la Asociación de Usuarios de Servicios Públicos Domiciliarios del Huila, interpuso una acción popular para construir el Sistema de Tratamiento de Aguas Residuales (STAR) de Neiva, en busca de minimizar los daños ambientales que causan la contaminación de las aguas negras, que terminan por desembocar en el Río Magdalena. Ese mismo año, se formuló el Plan Nacional de Manejo de Aguas Residuales, que tiene como uno de sus propósitos, la implementación de infraestructura de saneamiento en municipios y cuencas prioritarias. En el 2005 por un fallo, a favor de la acción popular, por parte el tribunal administrativo del Huila, se obliga a Empresas Públicas de Neiva, a la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena (CAM) y a Cormagdalena, a construir el STAR.

Diferentes tramos del Río Magdalena 

 

Cuatro años después del fallo a favor del STAR, mediante un contrato de consultoría con el consorcio Neiva, se acordó, bajo la alcaldía de Héctor Aníbal Ramírez Escobar, realizar los estudios y sistemas de tratamiento de aguas residuales para el Municipio; a partir de Abril del 2011, por un valor de $2.610 millones de pesos, con plazo de 7 meses. Sin embargo, cinco años después de lo pactado en el contrato, el consorcio Neiva 2009, hace la entrega de estos estudios a las Empresas públicas de Neiva (EPN ).

En el 2016,  EPN contrata a la Asociación colombiana de Ingeniería Sanitaria y Ambiental (ACODAL), para realizar una revisión de los estudios recibidos, por un contrato de $65 millones de pesos, donde resultó que el estudio realizado por el consorcio Neiva (2009), no se había realizado bajo la metodología y normatividad legal y técnica vigentes, por consiguiente, debían realizarse nuevamente. Dentro de las recomendaciones del Consorcio Neiva (2009), estaba estipulado que el STAR que debería manejar la planta de tratamientos, es un sistema de “Lodos Activados”, que corresponde a un tratamiento con Plantas Compactas, complejas de operar, unos elevados costos por consumo de energía y una operación y mantenimiento permanente. Esta propuesta la hicieron, sin hacer comparación con al menos tres sistemas de tratamientos más, que permitiera una mejor decisión de acuerdo al contexto municipal.

Pese a todos los inconvenientes legales y técnicos del estudio, el Municipio y la Gobernación del Huila, adquirieron sin justificación previa un terreno cercano al Puente Santander, comúnmente conocido como puente metálico, a la salida Neiva – Bogotá. Un lote de aproximadamente 7. 200 metros cuadrados por el valor de $2.643 millones de pesos, dentro de la delimitación del área urbana; dicho terreno se ubica en cercanías a diferentes viviendas, conjuntos residenciales, clínicas, zonas comerciales, e instituciones educativas como la Universidad Surcolombiana y colegios como el INEM Julián Motta Salas, el Liceo Santa Librada, entre otras.

El terreno fue comprado sin tener en cuenta el Reglamento Básico del Sector de Agua Potable y Saneamiento Básico (RAS 2000), que define la distancia mínima entre las residencias y las PTAR; además de esto, la superficie en donde se piensa construir y operar la PTAR, se encuentra en una zona vulnerable, por debajo de la cota de inundación en épocas de crecimiento del Río Magdalena, de alto nivel freático. Como lo describe Humberto Castro, presidente de la Red de Veeduría Ciudadanas del Departamento del Huila, “Si se excava  pocos metros de esa superficie, se puede llegar a encontrar fácilmente agua, lo que generaría problemas más graves e, impedirían la posibilidad de lograr un tratamiento de aguas integral de las aguas residuales, en un terreno que se encharca tan fácilmente; a esto, sumándole que no recogen todos los vertederos del municipio que llegan a parar al Río Magdalena”. 

Lote proyectado para la construcción de la PTAR de Neiva

En el 2017, las EPN contrata los servicios de consultoría Nº 009 de 2017 con Hidrosan S.A.S., para realizar la  actualización de los estudios y diseños de la PTAR de Neiva, por un valor cercano a los $700 millones de pesos. Los objetivos de la consultaría se proponían llevar a cabo una revisión técnica del Plan Maestro de Alcantarillado de Aguas Residuales, y el estudio de factibilidad de STAR (Sistema de Tratamiento de Aguas Residuales)  elaborado por el consorcio Neiva, como la revisión que realizó del mismo, ACODAL. A mitad del 2018, Hidrosan S.A.S., entrega los resultados actualizados, los cuáles no fueron muy objetivos como se buscaba. 

Ante esta situación, Humberto Castro, dirigió una carta al Alcalde Rodrigo Lara Sánchez, radicada el 22 de julio del 2019, en nombre del Equipo Gestor de la Red de Veedurías Ciudadanas del Departamento del Huila; en ella, se solicita declarar la caducidad del contrato del consorcio Neiva (2009), para que se realizaran los estudios nuevos, basados en la última modificación de la Normatividad del RAS, que deroga anteriores resoluciones, con el fin de brindar principios orientadores en el diseño, planeación, construcción, puesta en marcha y mantenimiento, la infraestructura relacionada con servicios públicos y en especial el saneamiento básico. 

Carta del equipo gestor de la Red de Veedurías ciudadana del Departamento del Huila 

En la carta se hace referencia a varios puntos importantes que no han sido aclarados, ni socializados con la ciudadanía:

  1. El lote proyectado para la construcción de la PTAR de Neiva, presenta amenaza media por inundación, según los estudios de Hidrosan S.A.S.  Además,  se encuentra en zona de protección y manejo medio ambiental, dada su cercanía con el Río Magdalena. Según se estable en el Plan de ordenamiento territorial (POT).  
  2. El sistema de tratamiento a implementar según el estudio de Hidrosan S.A.S., será el de Filtro percolador de alta tasa, integrado por sistemas electro mecánicos, accionados por energía eléctrica, de elevado costo y complejos de operar y mantener.
  3.  Los estudios y diseños no cumplen con los requerimientos de las normas legales vigentes para la evaluación de alternativas de STAR (Sistemas de tratamientos de aguas residuales).

¿Cuál es la propuesta de la veeduría ciudadana en cuanto a la PTAR de Neiva?

En entrevista con El Digital, Humberto Castro, que junto con el equipo de técnico de la Red de Veedurías Ciudadanas del Departamento del Huila, han realizado diferentes estudios, realizan la siguiente propuesta:

  1. Cambiar la locación del lugar proyectado para la construcción de la PTAR en el barrio Camilo Torres, por un lote ubicado en el sector de La Mata, cerca a Neiva, que sí cumplen con el RAS 2000 y el POT, así como también permitiría recolectar el 100% de los vertimientos de aguas residuales de la ciudad que llegan al Río Magdalena.
  2. Implementar un STAR alternativo. En este caso, lagunas de oxidación.

A continuación dos imágenes de las ventajas y desventajas de los dos STAR y lotes que han sido propuestos por los consorcios y la veeduría ciudadana:

VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE STAR Y LOTES PARA LA CONSTRUCCIÓN DE LA PTAR DE NEIVA

Pese a las propuestas alternativas de lote y un sistema de tratamiento de agua residuales técnica y económicamente viable para la ciudad de Neiva, el proyecto de la PTAR de Neiva sigue en pie bajo los últimos estudios realizaos por Hidrosan S.A.S., así lo ha confirmado la Gobernación del Huila y la Alcaldía de Neiva encabezada por Gorky Muñoz, a diferentes medios regionales. En Febrero de este año, Ecopetrol y Cormagdalena, anunciaron que gestionarán recursos para la puesta en marcha de la PTAR en Neiva, en reunión virtual llevada a cabo junto con la Alcaldía.

A esto, se le suma la falta de interés hacia este tema tan importante para la región, por parte de instituciones como la Universidad Surcolombiana, que se verían directamente afectadas, debido a que sus instalaciones se encuentran ubicadas en la Comuna Uno. Al igual que la desinformación que existe frente a la PTAR y a sus consecuencias. Hemos realizado un sondeo a una muestra de 42 habitantes de la Comuna Uno, entre edades de los 19 a los 70 años,  preguntando acerca de diferentes aspectos respecto a la PTAR, los resultados son los siguientes

Resultados de la encuesta 

Una vez realizado el sondeo, se determina que de los 42 encuestados, solo 25 saben que la PTAR de Neiva será construida en la Comuna Uno; 36 de los 42, no están de acuerdo en la construcción de la PTAR en medio de zonas residenciales; y 40 de los 42, reconoce que hay poca información frente a la PTAR de Neiva por parte de los entes encargados de su construcción. Debido a esto, desde la Junta de Acción Comunal de la Comuna Uno, se ha intentado frenar esta cadena de desinformación que se viene dando desde tiempo atrás. Henry Polania, actual edil de la Comuna Uno, comenta cuáles son las estrategias que se han llevado acabo para informar a la comunidad

Actualmente Neiva es la mayor contaminante del Río Magdalena, debido a su cercanía, de allí, su reconocimiento de la capital del Río Magdalena, sin embargo, aún no cuenta con una PTAR que contribuiría a la preservación del Río más grande de Colombia, del que dependen muchas comunidades por sus diferentes actividades como la pesca artesanal. Tener una PTAR significaría un desarrollo regional, no obstante la planeación y diseño de la misma, requiere de unos estudios que estén a la altura, que hasta el momento no se han dado. La lucha popular por la PTAR continua. 

Comparte