Resguardos indígenas en el Cauca afrontando el Conflicto Político, Social y Armado

Comparte

El Conflicto Político, Social y Armado ha marcado la historia de los resguardos indígenas en Colombia, por ello, han buscado alternativas que aseguren su bienestar y seguridad y logren disipar el pasado que ha marcado su historia.

El resguardo indígena de San Andrés de Pisimbalá es una comunidad que vive desde el tiempo de las conquistas en el municipio de Inzá, departamento del Cauca, donde fueron construyendo y desarrollando espacios públicos y sociales como: la iglesia Colonial, la Casa de Cultura y la Institución Educativa Microempresarial Agropecuaria San Andrés (IMAS), de beneficio no solo para la comunidad indígena sino también para los sectores aledaños. Teniendo en cuenta la constitución como resguardos indígenas de estas comunidades el Estado colombiano otorga, a las diferentes poblaciones indígenas en el territorio nacional, la constitución de territorios indígenas destinados para el habitad y el auto sostenimiento,  por esta razón, no es permitido que otras poblaciones y comunidades se apropien de este tipo de territorios reconocidos por el mismo Estado, resguardo.

Al ver las edificaciones, se evidencian las disputas generadas entre la comunidad del resguardo Indígena de San Andrés y población campesina y los desacuerdos que llevaron al Resguardo Indígena a la toma del colegio IMAS ya a la  quema y la destrucción de la iglesia Colonial, motivos principales del conflicto interno en , en entrevista con El Digital Amanda Ledesma, Abogada, historiadora y profesora del programa de Ciencias Políticas de la Universidad Surcolombiana, nos cuenta desde su perspectiva profesional cómo ha vivido el Conflicto Político, Social y Armado la comunidad de San Andrés de Pisimbalá:

 

Las confrontaciones entre poblaciones desencadenaron agresiones físicas, amenazas y víctimas mortales. Ante esta situación la Fuerza Pública, Defensoría del Pueblo, autoridades locales y Naciones Unidas fueron mediadoras entre las partes afectadas en el Conflicto interno que se vivía en la zona, pese a esto no se lograron soluciones para dar fin al conflicto social que se  presentaba en la zona, por tanto se hizo presencia de grupos militares como el Ejército en el territorio, pero esto provocó que grupos armados al margen de la ley presentes en la zona intervinieran dentro del territorio para impedir el trabajo de la Fuerza Pública, afectando a las comunidades, la población civil y territorios aledaños.

Iglesia Colonial de San Andrés

En entrevista con El Digital, un integrante del resguardo indígena de San Andrés de Pisimbalá nos cuenta el conflicto interno que se ha vivido en la zona entre las distintas comunidades en el 2021, “Los indígenas de San Andrés de Pisimbalá, tomaron 2 de nuestros familiares presos y los privaron de su libertad en un tiempo de 72 horas, en ese lapso fueron acusados de traidores por la misma comunidad indígena por no apoyar los hechos delictivos que se estaban efectuando en el resguardo indígena de San Andrés. Mis familiares detenidos fueron mi padre y mi hermano, quien era estudiante de la institución IMAS. Por apoyar según los indígenas, a la zona campesina, fuimos declarados objetivos militares de la guerrilla, como consecuencia de este conflicto tuvimos el desplazamiento forzado de mi familia hacia el departamento del Huila.” 

El Conflicto Político, Social y Armado continúa vivo en el Cauca y afecta a buena parte de su territorio. Aún en aquellos municipios en los que ha descendido el número de afectados por los enfrentamientos militares se siguen registrando damnificados por efectos de las minas antipersonal. Así en el periodo comprendido entre 2001 y 2014 son 504 personas las que han sido mutiladas o han fallecido por esta causa según Según el documento, “los desplazamientos humanos forzados recientes en el Cauca (Colombia): características e impactos sociales y espaciales”. Al margen de la estadística, son destacables los casos de torturas, desaparecidos y secuestros, de los que se viene haciendo divulgación en la prensa de forma regular. (de dónde sale esta información). En la siguiente tabla se evidencia el número de eventos bélicos en el departamento del Cauca entre el periodo 2009-2014 encontrada en OCHOA, sistema de información humanitaria.

Fuente: OCHA. Sistema de información humanitaria

Por otro lado, un integrante del resguardo indígena de Togoima, relata cómo los grupos armados al margen de la ley han intimidado a los indígenas del Cauca, “El día 7 de agosto del 2010 en asamblea dirigida siendo las 14:00 horas, por parte de la Columna Móvil Jacobo Arenas del Sexto Frente de las FARC, manifiestan que tiene listado para ajusticiar a un grupo de personas de la comunidad de San Andrés, en medio de la zozobra y al ver que no hay ninguna intervención por parte de los presentes, se le pide el espacio manifestándose el respeto por la comunidad, las autoridades y los presentes al derecho a la vida y la autonomía. Después de la intervención pasaron varios minutos, nos informan que el Ejército está rodeando el pueblo. En ese momento los 13 integrantes del Grupo Armado al margen de la ley, se desplazan a tomar posiciones. La mayoría de las personas salen corriendo, unos por colapso tienden a desmayarse, otros salieron en búsqueda de sus hogares a refugiarse, otros tratamos de mantener la calma. Los integrantes del Grupo Armado al margen de la ley evacuaron la zona y no ajusticiaron a nadie”. Un integrante del resguardo indígena de Togoima, nos cuenta la situación actual del conflicto por el territorio entre las comunidades. Por seguridad, la voz de la fuente ha sido distorsionada 

Los integrantes de los resguardos indígenas, de Togoima y de San Andrés de Pisimbalá, recuerdan estos episodios de su vida como una prueba de superación para su familias y ellos mismos, del Conflicto social y armado que ha vivido el país, a la espera que el Acuerdo de Paz firmado en el año 2016, muy pronto de resultados. Sin embargo, Cuando tuvieron que salir de sus tierras alguna vez pensaron en regresar, pero cuando descubrieron el panorama que podría esperarles decidieron formalizar su vida en las respectivas ciudades a donde llegaron. Actualmente  hacen parte de las personas que vivieron las consecuencias del conflicto armado, pero también demuestran la lucha, la resistencia y superación del mismo.

San Andrés de Pisimbalá, un resguardo de historia

Fuente de Imagen destacada: Google Maps

Comparte