Reubicación de los artesanos del Malecón de Neiva

Comparte

Con paciencia y fé en la administración actual, los artesanos que se ubicaban en el malecón de Neiva esperan por tener un lugar digno para la comercialización de sus tejidos y esculturas típicas de la región.

A pesar de la variedad de sitios agradables para comer o comprar artesanías en el Malecón de la ciudad de Neiva, lo rodea la inseguridad, suciedad y el abandono; Desde varios años atrás el Malecón de la ciudad le urgía atención. Aunque era el lugar más recomendado para los turistas, no estaba en las mejores condiciones para ser visitado, 28 de 54 turistas por ejemplo no concluían sus visitas satisfactoriamente, como lo manifiestan algunos, en sitios webs de reseñas de viajes como TripAdvisor.Inc, “En mal estado”, “El olor es terrible”, “Bonito pero peligroso”; por el evidente deterioro el Malecón con el pasar de los años pasó a un segundo plano y dejó de ser un lugar frecuentado para el encuentro familiar y el turismo.

Partiendo de ello en diciembre del 2019, la administración a cargo del alcalde Rodrigo Lara Bonilla y el gobernador Carlos Julio Gonzales Villa firmó un convenio para una remodelación sobre el Malecón por 7.000 millones de pesos con una duración inicial de ocho meses, con el cual se pudiera recuperar el lugar, fomentar el turismo y la preservación al río Magdalena. Así aseguraron los dirigentes políticos en un reporte hecho por el diario El Tiempo, concluyendo que, “Las obras incluyen la recuperación total del malecón del río Magdalena y quedaron contratadas, por lo que empezarán a ejecutarse en enero del año 2020”.

Sin embargo eso no fue así, la obra se suspendió tras inconvenientes en la Gobernación del Huila, mientras que los artesanos y demás comerciantes seguían estando a la espera y con la incertidumbre de lo que pasaría con sus lugares de empleo; sólo fue hasta el año pasado que el actual alcalde Gorky Muñoz decidió retomar el proyecto, luego de pedir un informe a la interventoría de los inconvenientes de la Administración pasada y establecer mesas de trabajo con las personas que comercializan sus productos allí, para buscar reubicarlas temporalmente mientras concluye la obra. Así lo manifiesta el Secretario de Competitividad del Municipio, José Alexander Díaz Méndez

Por medio de un acta que los 35 artesanos firmaron en mayo del 2020, llegaron al acuerdo con la alcaldía municipal de ser reubicados dos meses después en los módulos que serían construidos en el pasaje peatonal de la carrera Quinta cerca al Centro de Convenciones “José Eustasio Rivera”; Y aunque ya van 11 meses desde la firma de este acuerdo, al día de hoy no se han entregado. Alejandro Quintero uno de los artesanos que se ubicaba en el malecón, manifiesta que espera que pronto se les asigne los módulos para continuar con su actividad comercial de artesanías como lo ha prometido la administración.

Aunque aún no se tengan las condiciones básicas como batería sanitaria, energía en los módulos y la suficiente seguridad para guardar sus artesanías, ellos manifiestan estar de acuerdo con esta reubicación temporal con tal de que prospere el proyecto, de igual forma, artesanos como Nancy Medina aseguran apoyar con esperanza este proyecto que promete devolverles un mejor lugar de trabajo en el malecón

Pero cabe aclarar que no sucede igual con otros artesanos que estaban ubicados allí, otros han tenido que esperar con angustia en sus casas la reubicación, en el caso de Quintero, él sí ha podido ubicarse de manera informal en el centro, debido a que sus artesanías caben en un bolso pero, como el sostiene “Hay compañeras (os) que no pueden hacer lo mismo ya que sus artesanías son más grandes y delicadas y les queda muy difícil hacer lo que yo hago, meter todo en un bolso y traerlo aquí”. O en el caso de Nancy que surte algunos locales del Centro Comercial Los Comuneros, y a partir de eso se ha sostenido económicamente luego de ceder su sitio de trabajo en el Malecón.

Para los artesanos la esperanza es su actual compañera, y confían en lo prometido por la Administración, esperan volver pronto, volver a ver los rostros de los turistas en el Malecón, como afirma Quintero, y anhelan porque este proyecto de remodelación se concluya y no se convierta finalmente en un elefante blanco como muchos otros que hay en la ciudad.

Las artesanías del malecón serán reubicadas temporalmente.

Comparte