Tratamiento de aguas mieles del café para evitar contaminación de fuentes hídricas

Comparte

El café ha sido el cultivo por excelencia de los agricultores colombianos. Juan Valdez y su mula Conchita han llevado la imagen y han posicionado a Colombia desde el siglo XX como uno los países con la mejor calidad de Café en el mundo.

Mientras en países como Brasil o Vietnam se ha optado por una recolección automatizada, en la que lo primordial es el proceso rápido del cultivo, en la cual la recolección se hace mediante maquinas que no seleccionan los granos maduros y esto reduce la calidad; como también, el hecho de que sea cultivado al sol en grandes extensiones de tierra. En Colombia, los procesos se hacen de forma manual. El cual consiste en que los agricultores son los encargados de la selección del grano del café, del que sólo se escoge el grano que este más maduro, que tiene un color rojizo.

Después de la selección del café, este es llevado hasta los establecimientos designados donde se encuentran una serie de tanques en los que se deposita el café después de retirar la cascara en un despulpador. Posteriormente, el café cae sobre los tanques y ahí se hace una serie de lavados para separar el grano del café de las aguas mieles o mucilagos. Lo ultimo, es el proceso de secado, debido a esta forma el café tiene un aroma mas dulce y un sabor mas ligero y afrutado, haciéndolo muy agradable al paladar. 

Finca La Victoria
Instalaciones de la Finca La Victoria para el proceso del Café, ubicada en la vereda San Gerardo en el Municipio de Garzón (Huila)

La mayor parte de los productores del café son pequeños y medianos empresarios y no le dan el tratamiento ideal al proceso de la aguas residuales de mucilago ni tampoco a la cascara del café, esto lleva a la contaminación de fuentes hidricas cercanas y el deterioro de los nutrientes del suelo. Este tipo de contaminación de suelos, es castigada por la Ley 1333 del 2019, por la cual se establece el procedimiento sancionatorio especial ambiental, así lo explica el Director Territorial de la CAM, Hernando Calderón

La implementan de los filtros anaerobios construidos con taques y tubos de PVC  tiene un costo de 2´113.000 de pesos, según la Federación Nacional de Cafeteros.  Es allí, donde el productor cafetero, en su mayoría, un productor en cantidades relativamente pequeñas no se beneficia; según la revista Dinero, “540.000 familias son pobres, mientras que 10.000 son excesivamente ricas y tienen grandes cantidades de tierra en producción”. De esta forma es como se evidencia que la brecha de desigualdad permea el sector cafetero, en el que tienen muchos beneficios los grandes productores y la Federación Nacional de Cafeteros, como ocurre con los subsidios que se dan por carga de café, que es de 30.000 pesos. Mientras a los grandes productores estos subsidios se le convierten en millones debido a sus grandes cantidades de producción, para los pequeños y medianos caficultores este subsidio no solventa las necesidades, pues en muchas ocasiones las ganancias no alcanzan para los gastos que los mismos tienen. El pequeño y mediano productor de café deposita su confianza plena en la “Institucionalidad cafetera” pero siempre esta siendo enganchado a los bancos y cooperativas que estancan aun mas su crecimiento económico.

En cuanto al tema de la implementación de filtros, los productores de café que no cuentan con grandes cultivos ni suficientes recursos para usar filtros, han manifestado que las Cooperativas y la Federación Nacional de Cafeteros no brindan las ayuda suficientes para hacer la implementación de los mismos. Cabe aclarar, que aunque estos entes realizan los prestamos económicos para poder implementarlos, existen cafeteros que no tienen los recursos para poder estar a la par de un crédito, pues hasta los precios del café no los benefician. En primer lugar, es el único sector agrícola donde los precios de los impuestos son los mas altos aun si el precio de venta disminuye. El economista Colombiano Eduardo Lora, explica para la revista Dinero que, “Por ejemplo, si el café está a US$2 por libra, tienen que pagar una contribución cafetera que representa 3% del valor exportado. Pero si el café está a un dólar por libra, como ahora, tienen que pagar 6% de contribución. Los caficultores pobres tampoco saben que hay un segundo impuesto que tienen que pagarle a la Federación a través de la “garantía de compra”: el precio al que les compran el café está calculado para dejarle a la Federación una rentabilidad extra que se usa para pagar los salarios de los burócratas, que no son pobres. Sumando ambos impuestos, los caficultores le pagan a la Federación una tasa de impuestos de más de 15%”.

El caficultor de la vereda San gerardo Jose Lider Trujillo, argumenta que no se les ha brindado asesoría ni orientación para la implementación de nuevas estrategias en el manejo de residuos del café

Por otro lado, el caficultor Victor Calderón de la Inspeccion de Zuluaga, menciona que debido a las pocas ayudas tienen que enviar las aguas residuales que deja la remoción del mucilago en el proceso de lavado se vayan hacia las fuentes hidricas y los suelos. Cabe resaltar, que a grandes rasgos en Colombia se procesan aproximadamente 2.700 kg de café al año, según cifras de la Federación Nacional de Cafeteros.

Es importante, que se empiecen hacer campañas y orientaciones tanto teóricas como prácticas en los diferentes Municipios del Departamento y sus veredas donde se tenga gran producción de café y donde se estén contaminando en mayor cantidad las fuentes hidricas, los suelos y la atmósfera. Por eso, se han venido realizando estudios en el Departamento, como el Eficiencia de remoción de DBO5 y SS en sedimentador y lecho filtrante para el tratamiento de aguas residuales del beneficio de café (Coffea arabica), por parte de los Ingenieros Agrícolas Guzman Gutierrez, Valencia Granada, Aragón Calderon de la Universidad Surcolombiana. Un articulo de investigación en la que ponen a prueba un prototipo a escala de laboratorio para realizar estudios en distintas fincas productoras de café, resaltando que efectivamente si se pueden realizar tratamientos ideales para las aguas residuales, los cuales mitigarían la contaminación en fuentes hidricos y suelos. Inclusive, servirían como abono para nutrir los suelos y los cultivos.

Comparte