Universidad Surcolombiana como formadora de paz

Comparte

En un país que a lo largo de su historia ha tenido una cultura hija de la guerra y de la mafia, la educación es el factor elemental para transformarla y contribuir a la paz.

Colombia es un país que ha tenido que atravesar por múltiples conflictos, armados, políticos y sociales, todo esto ha dejado miles de muertos y heridas irreparables en los colombianos, desapariciones, desempleo, el desarrollo económico, desplazamientos, niños y jóvenes ingresados a la fila, de los grupos armados; afectando el desarrollo social del país. Hemos vivido en una cultura hija de la guerra y de las mafias, donde a lo largo de la historia se ha educado para ser “vivos y vivir del bobo”. En un país donde la guerra ha sido el pan de cada día, se ha tendido a normalizar cualquier acto de violencia, las masacres, los secuestros, las desapariciones, etc. Se han naturalizado al punto de que, si no sucede cualquier situación como las nombradas anteriormente, es algo que lleva al asombro de la gente.

Es por eso que el papel de la educación es fundamental en todo el proceso del posacuerdo, la tarea de las escuelas y de los maestros es recuperar esa sensibilidad y ser formadores de paz. En un contexto como el actual, donde se han firmado unos acuerdos de reconciliación es importante que la paz y el perdón, sean uno de los temas más hablados en las aulas de clase.

En el municipio de Neiva la construcción de paz desde las escuelas es primordial, es por ello que la Secretaria de Educación colocó como factor primordial en la Expedición Educativa (2016), un nuevo modelo educativo que le apueste a la reconciliación y la importancia del papel de la educación en el marco de los acuerdos de paz. Esta expedición se llevó acabo en 37 instituciones educativas de Neiva. El modelo tiene como objetivo que desde la escuela se realicen ejercicios de reflexión sobre la coyuntura del país y además tiene como base fundamental, actores como la familia, ya que son formadores de sus hijos al igual que la academia.

La universidad Surcolombiana la más destacada del sur de Colombia, es una institución de carácter público, la cual tiene como base primordial formar personas y profesionales que puedan contribuir al desarrollo social del país, así como lo expone el artículo 15 del PEU (Proyecto Educativo Universitario) que se aprobó en el año 2016.

El alma mater ha venido impulsando proyectos que le apuestan a la paz, uno de los más conocidos es “Surcopaz”, el cual tiene como objetivo trabajar en el escenario de reintegración de excombatientes y también podemos encontrar la Maestría en Educación y Cultura de paz, que tiene como meta desarrollar e impulsar procesos de formación y construcción de paz en diferentes escenarios. Para conocer más sobre el proyecto y la maestría, El Digital, habló con Myriam Oviedo, quien es una de las creadoras de Surcopaz y también coordinadora de la Maestría.

Proyecto Surcopaz
Proyecto Surcopaz. Fotografías tomadas de la página: Misión ONU Colombia, en Twitter. Encuentro paz y reconciliación, proyecto Surcopaz

El profesor y Decano de la facultad de Ciencias Sociales y Humanas, Fabio Salazar, es uno de los funcionarios que estuvo presente en la aprobación del proyecto Surcopaz, ya que fue uno de los participantes, El periódico El Digital habló con Fabio para que nos diera a conocer sobre cómo los demás funcionarios tomaron la iniciativa.La educación es un factor fundamental en un país, por ello es importante que la universidad Surcolombiana se involucre en los procesos que se están llevando a cabo en el país, como el posacuerdo. Sobre todo, en un territorio tan marcado por la violencia como lo ha sido el departamento del Huila, es relevante que se cree memoria histórica y así mismo se construya y se formen profesionales que trabaje en pro de la paz.

Comparte