Vías para la paz

Comparte

Foto: Diario del Huila

Los placa huellas son placas en concreto reforzado dispuestas en el suelo y con una separación en piedra fija en concreto. El departamento del Huila fue uno de los beneficiados con este programa de mejora de vías terciarias

Es una mañana tranquila en la vereda de Agua Blanca en el municipio de Gigante, con un pronóstico de lluvia que se hace visible por los nimbostratos que llegan a atenuar la luz del sol. Don Deciderio es un campesino oriundo de Antioquia pero que, por esos destinos de la violencia y casualidades del amor, terminó siendo habitante de esta vereda; destino que le tocó tomar a la fuerza el día que un grupo armado ilegal entró a su finca cafetera en Fredonia, Antioquia y los desterró bajo amenazas, y casualidad del amor porque fue en las montañas del Huila donde conoció a la que es hasta el día de hoy su mujer, Doña Gabriela.

Hoy es sábado y se prepara para bajar la cuajada que venderá en la cabecera municipal, como lo ha venido haciendo sagradamente desde hace más de 15 años. Esta vez el temor de que una posible avalancha en la vía o el mal estado de esta carretera estrecha y serpenteante pueda truncar su misión, queda encasillada como un recuerdo del pasado desde que hace un par de meses su comunidad fue beneficiada con el programa de placa huella.

Ver: plan de vías terciarias en el Huila.

Los placa huellas son placas en concreto reforzado dispuestas en el suelo y con una separación en piedra fija en concreto. Un placa huella es una construcción resistente al paso vehícular ligero y pesado medio. Los placa huellas requieren de especificaciones precisas de grosor y calidad del material para asegurar su correcta función, estabilidad y durabilidad.El departamento del Huila fue uno de los beneficiados con este programa de mejora de vías terciarias donde en la primera fase se invirtió un total de $14.820 para 11 municipios de los cuales se encuentra finalizada la cementación de 607 metros en el sector Panorama- La Esperanza, en La Plata, distribuidos en cuatro tramos de difícil movilidad.  Además, en plena ejecución están los frentes de trabajo en El Pital, Isnos, Palestina, San Agustín, Tello y Baraya.

Entre los beneficiados está el municipio de Gigante. Un total de 184,05 km de mejoramiento de vías terciarias fueron construidas en todo el departamento, lo que generó un gran beneficio a los 11 municipios donde se llevó a cabo este programa.

 “La Unión Temporal Vías para El Huila tiene la tarea de construir para la Fase 4 un total de 12.509 metros lineales de placa huella y, en la Fase 5, 12.481 metros lineales de placa huella, para un total de 24.990 metros”, explicó José Serrano Quimbaya, Secretario de Despacho de la gobernación.

Pero no solo las vías mejoraron la calidad de vida de los habitantes de Agua Blanca. Tras el inicio de un nuevo país con la terminación del conflicto armado entre la extinta FARC-EP y el estado, el desarrollo humano esta llegando a estas zonas que antes eran corredores privados de los guerrilleros.

Con las vías llegó el progreso. Más de 10 mil personas de la zona rural del departamento se beneficiaron del programa de abastecimiento de agua potable y saneamiento básico con una inversión que rodea los 37 mil millones de pesos. Estas obras fueron un respiro de progreso para don Deciderio y su familia que durante varios años se sintieron abandonados por el estado en una vereda que produce el mejor café del país. Y es que no es para menos. El municipio de Garzón pudo tener la oportunidad de ver a una leyenda del cine que en solo una utopía se pensaría poder tenerlo de cerca. El progreso de la paz ha traído tantos beneficios que ahora el café colombiano, visto desde los cafetales de Garzón, se han convertido en un referente comercial y turístico gracias a Hugh Jackman que promocionó el café colombiano. Click para ver vídeo.

 

Escuche: las voces de los habiantes de Agua Blanca.

El problema de la guerra es la tierra

La concentración de la tierra en grupos de terratenientes, el mal uso del suelo, el déficit de ciudadanía en las zonas rurales, la falta de apoyo y tecnologías para campesinos y el despojo causado por grupos ilegales son apenas algunos de los problemas que han marcado el eje del conflicto armado en nuestro país.

En Colombia, la tenencia de la tierra ha estado presente como un eje estructural en el desarrollo de su historia. Un ejemplo de ello es la concentración de la tierra, que en Colombia es de 0.87, uno de los más altos del mundo. Para el 2013 solo el 0,4% de los propietarios tienen 62,6% de la superficie del país con propiedades mayores a 500 hectáreas, según el informe de la Oficina Internacional de Derechos Humanos-Acción Colombia.

En el Informe general del Grupo de Memoria Histórica del documento ¡Basta ya! revela que el uso y la tenencia de la tierra han sido motores del origen y la durabilidad del conflicto armado, ahora agravado por el narcotráfico, la explotación minera y diferentes alianzas criminales, mostrando la convergencia entre guerra y problema agrario por consecuencia de despojos violentos, concentración ociosa de la tierra, usos inadecuados, colonizaciones y titulaciones fallidas.

Pero en el 2016 tras los acuerdos de Paz firmados por las FARC-EP (hoy llamados FARC como grupo político) y el gobierno nacional, abrieron una pequeña puerta para la transformación en miras de finiquitar la desigualdad social que crece en las veredas y montañas de Colombia, como lo explica Ariel Ávila, analista político. 

[GALERIA]

Vías para la paz

En los compromisos del Acuerdo Final para la terminación del conflicto y la construcción de una Paz Estable y Duradera está el mejoramiento de vías en las zonas más afectadas por el conflicto armado con la participación comunitaria en la ejecución de las obras y su mantenimiento. Aunque el departamento no entró entre los beneficios de los acuerdo de paz, la gestión de administración local pudo lograr el mejoramiento de las algunas vías terciarias que sin lugar a duda mejoró bastante la calidad de vida de sus habitantes.

En conjunto con la Alta Consejería para el Postconflicto, la Alta Consejería para las Regiones, la Agencia de Renovación del Territorio, el Ministerio de Transporte, INVIAS y Colombia Compra Eficiente han diseñado herramientas para contratar la intervención de los primeros kilómetros de vías  en 51 municipios del Plan 51×50 del Proyecto de Vías Terciarias, con los que se pretende llegar a 1050 municipios con la intervención de 9.100 kilómetros. Los municipios podrán contratar actividades de construcción de vías y obras duraderas, manteamiento de calzadas y bermas, obras de drenaje (alcantarillas, cunetas, zanjas de coronación, desagües y otras), manutención del derecho de vía, las estructuras viales (puentes, pontones, bateas, muros) y señalización para el mejoramiento de acceso a las diferentes veredas y municipios del país.

El progreso vislumbra con nuevas oportunidades para los actores más afectados en el conflicto armado. Ahora el campo es protagonista en la medida que la paz llega a sus recónditos rincones con la presencia del estado y las ayudas que benefician a los campesinos. Deciderio vive feliz haciendo lo que mejor sabe hacer, sembrando un mejor futuro para Colombia.

Comparte