Voces silenciadas que esperan ser escuchadas en Neiva

Comparte

Ante las dificultades que genera la búsqueda de la verdad, en el marco del Conflicto Político, Social y Armado, es fundamental generar un diagnóstico real que identifique todas las víctimas de los mal llamados “Falsos Positivos” que reposan en el Cementerio Central de Neiva, que les dé voz, les permita ser escuchadas y aporte a la construcción de memoria histórica en Colombia, antes de un posible traslado del Campo Santo.

El pasado 4 de diciembre de 2019, la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) emitió el auto AT-094 por el cual se iniciaba el trámite de estudio de medidas cautelares sobre los cuerpos que se encuentran sin identificar en el Cementerio Central de la ciudad de Neiva. El Auto, se emite debido a la intención expresa de la Diócesis y la Alcaldía de Neiva para el traslado del Cementerio Central, propuesto en el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) de la Ciudad de acuerdo con la Resolución 5194 del 2010 del Ministerio de Protección social, “Por la cual se reglamenta la prestación de los servicios de cementerios, inhumación, exhumación y cremación de cadáveres”. Resolución que solicita la reubicación del Cementerio Central por posibles riesgos sanitarios y/o bienestar de la comunidad.

El tema, se se da a conocer en el marco de los procesos de los mal llamados “Falsos Positivos”, que investiga la Jurisdicción Especial para la Paz (la JEP), a partir de un comunicado que emitió la oficina de Paz y Derechos Humanos de la Alcaldía Municipal, en el que informa que en el Cementerio existe un aproximado de 300 cuerpos sin identificar, y  de los cuales, cuya inhumación se correlaciona con fechas de alto impacto del Conflicto Político, Social y Armado del País, información es notificada a la JEP en el Comunicado 048. Este Auto de medidas cautelares, busca preservar y dar seguridad a los cuerpos, puesto que si llegan a ser trasladados se pueden extraviar o perder, conllevando a que nunca se esclarezcan los hechos de lo sucedido, dejando más zozobra en las familias que buscan la reparación integral, el derecho de la verdad y la no repetición.

Estos acontecimientos, entran a ser investigados dentro del marco del Caso No.03, el cual corresponde a las “Muertes ilegítimamente presentadas como bajas en combate por agentes del estado, a partir del informe No. 5 de la fiscalía. Este informe indica que hubo un total de 2.248 víctimas, entre 1988 y 2014. El fenómeno allí descrito aumento de manera sustancial a partir del año 2002 y tuvo su etapa más critica entre 2006 y 2008”. En este marco, la JEP toma la decisión de vincular a la Gobernación de Huila, a la Alcaldía de Neiva y a la Diócesis de Neiva, por ser quienes presentan obligaciones en el control y el funcionamiento del Campo santo, esto con el propósito de que por medio del informe de sus obligaciones se pueda determinar el proceso que se estableció ante la inhumación de los cuerpos sin identificar, estableciendo un diagnóstico de cuales podrían ser las posibles víctimas del caso No.03 que se encuentren en dicho predio. 

El Observatorio Surcolombiano de Derecho Humanos, Paz y Territorio (OBSURDH), organización social sin ánimo de lucro, es reconocida para el 2019 por la sala de la verdad de la JEP como organización representante de las víctimas en la región del Huila, ante el macro caso ya mencionado, en tal sentido la función de OBSURDH se estructura en que, “Genera mecanismos de interlocución con las víctimas, instituciones, organizaciones sociales y la comunidad en general; para la investigación, el registro, la sistematización y la visibilización de las violaciones a los Derechos Humanos e infracciones al Derecho Internacional Humanitario, así como la implementación de acciones de prevención y protección de los DD.HH.”

En entrevista con El Digital, Andrea Jiménez, Coordinadora del OBSRDH

La alcaldía de Neiva, emite un comunicado, a través de su Oficina de Paz y derechos Humanos, anunciando que dará cumplimiento a la medida cautelar dictada por la JEP. En dicho pronunciamiento la Asesora de Paz Esmith Duarte, manifiesta que, “Hemos instado a todas las organizaciones e instituciones que tienen relación con la administración y algunas según el Decreto 303 de 2015 y la Ley 1408 de 2010, respecto al cuidado, mantenimiento, protección de cadáveres y de personas no identificadas y el tema de inhumaciones y exhumaciones. Para esto nosotros como Alcaldía Municipal hemos llevado a cabo dos mesas de trabajo, en donde han intervenido todas las entidades que fueron sujetas del auto 047 emitido por la JEP”.

Andrea Jiménez, Coordinadora de OBSURDH, entidad representante de las víctimas, en entrevista con El Digital, habla sobre los tiempos en los cuales sería prudente iniciar la exhumación de los cuerpos y la importancia que esto requiere en el proceso de Paz.

En dialogo con El Digital, Cristian Raúl Trujillo Calderón, Politólogo egresado de la Universidad Surcolombiana, quien ha trabajado para la Comisión de la Verdad como Documentador Territorial y en la Fundación Resurpaz como Investigador, nos comenta la importancia de la reconstrucción de la memoria tanto para las víctimas, sobrevivientes y para la historia del país, “La memoria histórica representa un valor fundamental en las sociedades fracturadas y golpeadas por años de violencia. Reconstruir la memoria es importante en tanto revindica el sufrimiento de las víctimas y da un paso para sentar bases hacia el futuro, esclareciendo aquellos hechos de violencia tanto colectivos como individuales que nos permite tener una idea clara del sufrimiento padecido durante más de 60 años, y de nuestro compromiso como sociedad con la verdad para avanzar especialmente en la no repetición del conflicto, sino por el contrario, entender que tenemos un deber para ser mejores como conjunto de personas, que cada hecho de violencia no solo dejó una serie de asesinatos o amenazas, sino que consigo, se desarrolló toda una serie de dinámicas de inequidad y desigualdad que se fueron afianzando en los territorios, especialmente aquellos con una mayor ausencia del Estado y especial interés de actores armados ilegales, y que al día de hoy permanecen debido a la intensidad de aquellas fracturas, por lo tanto, trabajar en la reconstrucción de memoria no solo es un bienestar individual hacia las víctimas del conflicto en aras de conocer la verdad de lo sucedido y de honrar a sus víctimas y su resistencia, sino que también es un bienestar para las comunidades, de cómo podemos entendernos como colectivo a pesar de nuestras diferencias y sin la necesidad de repetir nunca aquellas hechos de violencia.”

Cementerio Central De Neiva, 

Los acontecimientos que ayudan a reconstruir la historia del Conflicto Político, Social y Armado entablan una conexión con los destinos ajenos, es el camino que nos acerca a la memoria que señala los constructos de un país, es un proceso que nos lleva a la reconciliación de las marcas que ha dejado la guerra; el dignificar y hacer visibles a aquellas victimas y sobrevivientes, retribuye sus derechos individuales de saber qué fue lo que les paso, y por ende, contribuye a una dimensión colectiva de conocer la verdad frente a los hechos, dando cumplimiento a la Ley 1448 de 2011 Art. 143, donde el Estado debe reconocer a las víctimas, brindando garantías a la no repetición, de allí el trabajo de la Jurisdicción Especial para la Paz, de otorgar el reconocimiento a la verdad para un paz justa.

Comparte